<div class="empty"></div>

Delincuentes han asesinado a 33 personas a bordo de transporte público en Edomex

|
noviembre 5, 2016

5 de los muertos eran choferes de las unidades.

Cinco de los muertos eran choferes de las unidades.

NEZAHUALCÓYOTL, Méx.- 4 DE NOVIEMBRE DE 2016.- La violencia derivada de los constantes asaltos a transporte público en el Estado de México, ha ocasionado la muerte de al menos 28 usuarios y 5 choferes, así como una suma no registrada de heridos, siendo la zona conurbada de la Ciudad de México la zona con más asaltos y muertes reportadas.

A Fondo Estado de México informó previamente que en lo que va del año, 19 asaltantes han sido abatidos por ‘justicieros anónimos’ en unidades colectivas de la entidad, sin embargo, la peor parte la han llevado los usuarios y operadores de dichas unidades en el marco de la grave inseguridad que se vive en el sector.

A continuación, presentaron un recuento de los casos registrados por este medio en lo que va del año, en los que han perdido la vida pasajeros y choferes de unidades asaltadas por delincuentes armados.

El pasado 3 de enero, un hombre de entre 50 y 55 años, que viajaba a bordo de una unidad de transporte público de la línea Autotransportes Santa Clara, con placas 838-454-J, que circulaba sobre la Texcoco-Lechería, en Ecatepec, murió al oponerse a un asalto.

Esto ocurrió cerca de las 22:30 de aquel sábado, cuando la unidad fue abordada por tres sujetos que se hicieron pasar por pasajeros, para luego sacar armas y amenazar a los usuarios para despojarlos de sus pertenencias, pero el hombre se opuso y recibió impactos de bala, ocasionándole la muerte.

El 4 de febrero, en Valle de Chalco, un pasajero fue asesinado a manos de delincuentes, sobre la autopista México-Puebla, cerca de las 22:00 horas, en el kilómetro 23, cuando viajaba a bordo de una combi de la ruta 98.

Reportes mencionaron que los delincuentes abordaron la unidad haciéndose pasar por pasajeros, y minutos después, de entre sus ropas sacaron un arma de fuego con la que amenazaron a las personas, pero un usuario intento detenerlos, por lo que le dispararon y huyeron del lugar.

En el municipio de Tecámac, el 17 de marzo, un joven paramédico perdió la vida al resistirse a un asalto sobre la autopista México-Pachuca, cerca de las 11:30 horas, cuando dos hombres subieron al camión de la línea Elite, que se dirigía al Metro La Raza, en la Ciudad de México, y al ingresar a la autopista, los delincuentes se levantaron de sus asientos, amenazando de muerte a los pasajeros con armas de fuego para despojarlos de sus pertenencias.

En los asientos traseros, iba el joven de 22 años de edad, identificado como Alejandro Hernández, que vestía uniforme  del Escuadrón  de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM), quien se resistió al robo y uno de los delincuentes le disparó.

El día 30 de marzo, cerca de las 20:30 horas, nuevamente en Valle de Chalco, sobre la México-Puebla, otro hombre perdió la vida tras resistirse al robo, a bordo de un autobús de pasajeros.

La unidad viajaba a la altura de la virgen, cuando dos sujetos abordaron la unidad y de inmediato sacaron armas de entre sus ropas para empezar a robar, pero el hombre de aproximadamente 35 años se opuso, por lo que uno de los asaltantes le disparó en dos ocasiones, lo que le quitó la vida de manera instantánea.

Posteriormente, el día 4 de abril, dos pasajeros fueron asesinados durante un asalto registrado en la Vía Morelos, en Ecatepec, asimismo, otro usuario resultó herido de bala.

Los hechos se registraron alrededor de las 22 horas, a bordo de una camioneta colectiva que se dirigía al  Metro Moctezuma, proveniente de San Cristóbal Centro, cuando al menos tres asaltantes dispararon armas de fuego contra tres pasajeros que se rehusaron a entregar sus pertenencias. Dos de las víctimas murieron en el lugar y uno más resultó herido.

Chimalhuacán presenció un hecho similar el día 13 de abril, cuando en un presunto intento de asalto, un hombre que viajaba fue víctima de delincuentes, siendo asesinado por resistirse a ser robado.

Los hechos se registraron alrededor de las 6:00 horas, sobre Calle 12  y Ejido Colectivo, donde dos ladrones dispararon a la víctima que se encontraba en el asiento pegado a la puerta, y cuando le pidieron sus pertenencias, éste se resistió; ante la negativa, el delincuente accionó su arma contra el pasajero e inmediatamente se dieron a la fuga, cayendo al suelo el cuerpo del pasajero ya sin vida.

En el municipio de Texcoco, el  19 de abril, una menor de 5 años de edad fue testigo del asesinato de su madre, y además resultó lesionada a manos de un trío de delincuentes, cuando el autobús en el que viajaban fue asaltado minutos antes de las 21:00 horas, cuando dos hombres y una mujer abordaron un camión en la comunidad de San Bernardino, y luego de unos minutos, comenzaron a asaltar a mano armada a los 30 pasajeros que llevaba el camión.

Al llegar a un asiento que ocupaba una mujer y su pequeña hija, los delincuentes le exigieron entregar sus pertenencias pero se negó, por lo que uno de los sujetos le disparó en la sien izquierda, el proyectil, atravesó la cabeza de la mujer y lesionó la muñeca derecha de la pequeña Claudia Varela, que observó cómo los delincuentes asesinaban a su madre.

Otro hecho se dio en Cuautitlán Izcalli, cuando  un usuario fue asesinado durante un asalto a bordo de la unidad; en este caso, los pasajeros lograron detener a uno de los presuntos ladrones, al que golpearon.

Todo ocurrió cerca de las 5:00 horas del 29 de abril, cuando dos hombres abordaron en Coyotepec, un autobús de la línea México-Zumpango, que circulaba por la autopista México-Querétaro, quienes más adelante amagaron a los pasajeros con arma de fuego, pero uno de ellos se negó a entregar sus pertenencias, por lo que uno de los asaltantes le disparó, por lo que murió a bordo del autobús, pero uno de los delincuentes no logró huir y fue golpeado por los pasajeros.

En el municipio de Ecatepec, el 13 de mayo, El conductor de un microbús fue asesinado por delincuentes cuando se resistió a entregar el dinero de la cuenta en las inmediaciones de la colonia San Miguel Xalostoc, al momento en que reparaba una falla mecánica de su unidad.

El 15 de mayo, una mujer perdió la vida al resistirse a un asalto a bordo de un camión, en la colonia Las Alamedas, en Atizapán.

En este caso, testigos relataron a la policía que dos sujetos subieron en avenida Ruiz Cortines, y metros adelante amagaron a los pasajeros para despojarlos de sus pertenencias, aunque la mujer opuso resistencia y le dispararon.

En otro hecho, el pasado 19 de mayo, una mujer fue asesinada dentro de una camioneta, sobre Periférico Norte, a la altura del puente de San Esteban, en los límites de Naucalpan con la Ciudad de México.

Esa tarde, un sujeto abordó la camioneta de la ruta 25, en avenida 16 de Septiembre, en San Bartolo, quien amagó con arma de fuego a los pasajeros y los despojó de sus pertenencias; el hombre actuó sumamente violento y disparó contra la mujer, que perdió la vida a bordo de la unidad que se dirigía al Metro Cuatro Caminos; el homicida descendió del vehículo y huyó.

En hechos más recientes, el 25 de mayo, un hombre murió al intentar huir de un asalto, en avenida Primero de Mayo, en Nicolás Romero.

Al llegar a la zona conocida como El Charco, tres sujetos amagaron a los pasajeros de la camioneta de la ruta 10, pero el hombre intentó descender y fue alcanzado por las balas, muriendo en el lugar.

El pasado 9 de junio, en la colonia Tres Culturas, en Chalco, el chofer de una unidad de transporte público fue asesinado luego de que ladrones intentaran robarle su camioneta, a lo que este se opuso y recibió los impactos de arma de fuego.

En Tecámac, el 15 de junio fue asesinado un trabajador de limpia de la Ciudad de México, cuando se dirigía a su centro de trabajo, pero dos sujetos abordaron el autobús para robar a los pasajeros, sin embargo, el trabajador de nombre Ernesto Sadot San Juan se opuso al robo, por lo que fue asesinado de un disparo.

Otro caso ocurrió el pasado sábado 18 de junio, en Valle Dorado, Tlalnepantla, cuando un hombre fue asesinado al intentar bajar del autobús en el que viajaba, luego de que asaltantes comenzaran a robar a los pasajeros que se dirigían al Toreo.

En La Paz, el pasado 4 de julio, cuando un pasajero de la ruta 98, murió baleado por la noche, cuando la combi en la que viajaba circulaba por Valle de Los Reyes y el hombre de entre 35 y 40 años murió al intentar enfrentar a los asaltantes, quienes le dispararon para posteriormente huir del lugar.

Otro caso ocurrió el pasado 6 de julio en Atizapán, cuando delincuentes dispararon contra dos pasajeros y el chofer, el cual murió hospitalizado a consecuencia de la herida de bala que presentaba; los delincuentes se dieron a la fuga después del ataque a bordo de un vehículo que los esperaba.

Naucalpan fue el lugar donde el día 18 se dio un asalto sobre Periférico Norte, cerca del ayuntamiento, cuando un pasajero de una combi fue asesinado tras oponerse al asalto que se desarrollaba, por lo que los delincuentes le dispararon para luego huir del lugar.

El día 20 de julio, una niña de 4 años murió luego de que asaltantes subieran a un camión que circulaba sobre Lago de Guadalupe, en Atizapán, a la altura del Tec de Monterrey, y asaltaran a los pasajeros.

El padre de la menor forcejeó con los sujetos, quienes dispararon una bala que acertó en la menor, quien fue trasladada a un hospital, pero murió; los delincuentes fueron detenidos días después y procesados por este caso.

Días después, el 28 de julio, sobre la autopista México-Puebla, delincuentes armados subieron a robar a los usuarios de un camión que circulaba a la altura de La Paz, sin embargo, pasajeros intentaron forcejear con los asaltantes, disparando estos contra 3 pasajeros, matando a uno e hiriendo a dos, uno de los cuales falleció minutos más tarde, los asesinos se dieron a la fuga.

Ese mismo día, en Lerma, sobre la carretera Toluca-Naucalpan, se registró otro asalto a bordo de un camión  con dirección a la Ciudad de México, en el que el operador se opuso al robo, por lo que le dispararon, perdiendo el control de la unidad e impactando; ante esto, una mujer de 56 años sufrió un infarto y perdió la vida tras caer y golpearse la cabeza.

El pasado 4 de agosto, sobre la México-Puebla, a la altura de La Paz, un chofer de 45 años se resistió a un asalto a su unidad de transporte, quien luego de negarse a entregar la cuenta del día a los delincuentes, recibió un disparo; el chofer fue trasladado a un hospital de Neza pero murió debido a la herida de bala.

La mañana de 6 de agosto, en Tezoyuca, sobre la Texcoco-Lechería, un hombre de 59 años murió al oponerse a un asalto y recibir un disparo a bordo de una combi tipo Urvan, con número económico 3318, con placas de circulación MEK-6985, por delincuentes que se dieron a la fuga.

El 11 de agosto, en Ecatepec, un asaltante estuvo a punto de ser linchado luego de provocar la muerte de un pasajero de una combi tipo Urvan de la ruta Autotransportes San pedro Santa Clara, con número económico 280 y placas de circulación 837-849-J que se dirigía al paradero del Metro Martín Carrera.

Afirmaron que luego de que el sujeto los amagara con un cuchillo, un señor de 60 años forcejeó con él, cayendo al asfalto ya que la puerta se abrió, muriendo el señor tras el golpe.

La mañana del 31 de agosto, frente al penal de Santiaguito, en Almoloya de Juárez, asaltantes armados asesinaron a un pasajero de un autobús de la línea Valle de Toluca, con placas de circulación 718-151J y número económico 130, que se dirigía rumbo a la capital mexiquense, al que subieron tres ladrones a asaltar, pero al oponerse, el hombre recibió un disparo en el pecho.

La mañana del 11 de octubre, una mujer fue asesinada de un disparo y su hija herida de bala durante un asalto a una combi que corría sobre la colonia Emiliano Zapata, en La Paz, con dirección al metro Merced.

Un día después, también por la mañana, un pasajero murió en un asalto a un camión de la ruta Cometa de Oro, con derrotero de Geo Sierra Hermosa a Indios Verdes, que corría sobre la México-Pachuca, cuando el hombre que vestía traje se negó a entregar sus pertenencias y recibió un disparo en la cabeza.

La noche del 20 de octubre, en Ecatepec, un guardia de seguridad  fue asesinado  tras forcejear con delincuentes al intentar impedir que continuaran el asalto a bordo de una unidad de  transporte público que circulaba  a la altura del Fraccionamiento Héroes Primera Sección.

Una vez cometido el crimen, los asaltantes huyeron del lugar, seguidos por el chofer, quien también se fue, lo que levantó sospechas sobre su probable complicidad en el asalto y homicidio.

A las 6:00 horas de lunes 24 de octubre, sobre la carretera a Los Reyes, a una unidad tipo Mercedes Benz, con número económico 341, con destino al metro Santa Martha, subieron dos tipos a la altura del kilómetro 19, e inmediatamente comenzaron asaltarlos.

Un hombre que viajaba en la camioneta de transporte se resistió a entregar sus pertenencias, por lo que el delincuente le disparó a la altura del pecho, para luego emprender la huida.

Durante las primeras horas del 29 de octubre, en Ecatepec, ocurrió la muerte del chofer de un microbús de la Ruta 18, con placas de circulación 028748,  a manos de asaltantes, quienes lo asesinaron tras oponer resistencia al robo.

En Naucalpan, el 31 de octubre, un hombre fue asesinado a bordo de un microbús de la ruta 22, luego de ser herido con arma de fuego durante un asalto.

El chofer de la unidad intentó brindarle ayuda llevándolo hasta la Cruz Roja local, pero al llegar el hombre ya no presentaba signos vitales, por lo que los paramédicos solo certificaron su muerte.

Estos sucesos, en los que en últimas fechas han participado mujeres delincuentes, sumados a las decenas de heridos y cientos de afectados por robos en el transporte público del Estado de México, corroboran la información relativa a que la entidad gobernada por Eruviel Ávila repunta en los índices de violencia, ocupando los primeros puestos en inseguridad en todo el país.

 

 

 

(Visited 30.003 times, 1 visits today)