Anuncio no disponible

Encuentran cuerpo de Arlette metido en un tambo de agua; sufría maltrato de su esposo

|
marzo 6, 2017

La mujer era conocida por sus constantes actos en pro de los animales.

Anuncio no disponible

COACALCO, Méx.- 6 DE MARZO DE 2017.- El cuerpo de Elena Arlette Salas Chávez,  quien desapareció el pasado 8 de septiembre en este municipio,  fue encontrado ya en estado de descomposición dentro de un tambo de agua en un domicilio propiedad de un amigo de su esposo.

Ella desapareció junto con su esposo y fue encontrada junto al cuerpo de un hombre.

Sin embargo,  Isis, hermana de la víctima, asegura que el otro cuerpo no es el esposo de su hermana,   por lo  que exige a las autoridades que se haga la prueba de ADN y que  se dé con el responsable del crimen.

Isis, dolida por la muerte de Elena, de 32 años de edad, quien sufría maltrato  por parte de su esposo, Omar David Castañeda Viloria, quien era policía municipal de Tultitlán,  mismo  que  la golpeaba  y desde hace dos años no la dejaba tener contacto con la familia, desapareció  junto con él,  el  8 de septiembre, pero fue hasta el 12 del mismo mes que Beatriz, la hermana del sujeto,  le indicó que estaban desaparecidos, que no se acercará a  la casa y que ya los dieran por muertos.

Desde  ahí dijo que surgieron sus dudas y al presentarse al Ministerio Publico,  ese mismo día a levantar la denuncia, no le permitieron hacerla, porque Blanca Margarita  Viloria,  la madre del  individuo, quien  tiene su residencia en el estado de Oaxaca, apenas estaba realizándola.

Fue hasta el 23 de septiembre que se trasladó al Ministerio Publico de Coacalco y exigió le levantaran  el acta por la  desaparición de Arlett ,quien había salido de su domicilio  ubicado en  la calle  Bosques de Felipe,  en la colonia Bosques del Valle, hechos que quedaron registrado en la Carpeta  ECA/ECA/ECA/027/055961/1609.

“Desde ahí se comenzaron a desatar una serie de irregularidades en la investigación  y  el expediente paso de Coacalco a Ecatepec, de ahí a Cuautitlán Izcalli y luego a Tecámac, último lugar  donde la fiscal, después de ver la serie de anomalías que presentaba el caso donde realizaron un cateo en un inmueble erróneo, solicitó la intervención de la Policía Federal para que se hiciera cargo de asunto y evitar  que personal de la procuraduría mexiquense interviniera en el asunto”, comentó Isis.

Explicó que debido a que Leonardo Castañeda  Hernández, padre de  su cuñado Omar, es  policía federal, y su tío Juan Ronaldo Viloria Herrera, que se dice ser ex procurador de justicia de la entidad,   este último que no debería  tener participación en el caso,  siempre estuvieron metiéndose en todo y dando órdenes a personal de la  dependencia de impartición de justicia, provocando trabas  para poder localizar a los desaparecidos, que aseguraba  por su experiencia ya estaban muertos.

Estos mismos familiares que el 16 de septiembre le dijeron que su  hermana y  Omar  ya se encontraban muertos, y que el crimen sería pasional, por lo que debían  atenerse a lo peor porque como eran  policías ya sabían que eso pasaría, acción que no tomó a bien y comenzó a realizar  la búsqueda  solicitando apoyo a través de las redes sociales para dar con su paradero.

Así insistió en que pasó el tiempo y no vio avances en las investigaciones a pesar de solicitar  a  la licenciada Sol Salgado, Fiscal del Área de  Personas Desaparecidas, y a Dilcya  Samanta García Espinoza, Subprocuradora para la Atención de Delitos Vinculados a la Violencia de Género,  se giraran oficios  a la Comisión Nacional Bancaria  y  de Valores para  solicitar   el rastreo de  las cuentas que estaban a nombre de su hermana y del cuñado, cosa que nunca hicieron.

Asimismo también pidió que se hiciera una  inspección  con rayos luminol y caninos en  el que fuera la casa de Elena, donde sus familiares  se llevaron, autos, motos y vídeos  de la vivienda, así como  pertenencias en diversas bolsas,  petición de la que también aseguró Sol y Dilcya  hicieron caso omiso.

“Sí es extraño todo lo que ha pasado, y resulta que después de que  la Fiscal de Tecámac se enfermó, ellas tomaron  el expediente y  efectuaron el cateo  donde casualmente el día viernes y encontraron los cuerpos”, relató.

Isis, quien es abogada,  refirió que  el día viernes fueron  encontrados los cuerpos después de catear un domicilio que es propiedad de un amigo de la familia de Omar, ubicado  en  la colonia Lechería, en el municipio de Tultitlán.

Destacó que el cuerpo de su hermana  fue hallado dentro de un tambo de agua, quien por el estado de descomposición en el que se hallaba no se le  apreciaban huellas ni heridas provocadas por armas, pero presumiblemente si huellas de golpes, lugar donde también  se presume  estaba el cadáver de quien fuera el esposo de Arlett durante doce años.

“Me partió el alma ir a reconocer el cuerpo de mi hermana,  pero sí era ella,  exigí ver el cuerpo de su esposo y yo estoy segura que ese cadáver que  también estaba en un tambo, sin agua, no era el de Omar, porque no reúne  las características que tenía, mi cuñado tenia las cicatrices en el estómago  a consecuencia de unas cirugías y vi a la familia muy tranquila, esto me pareció que es un  show montado, por  eso  tengo mis dudas, porque él  puede estar vivo y la familia puede estar   ocultándolo”, añadió.

Recalcó que ahora se le hace extraño que los cadáveres hayan sido trasladados a Cuautitlán  Izcalli, donde los familiares de Omar  tienen muchas influencias y teme se obstruya la investigación para dar con los responsables de los asesinatos.

Por otro lado, también exigió a las autoridades de la fiscalía que  se le dé un documento donde se especifique la  causa de muerte de su hermana que aún no se determina como fue, también pidió que la Policía Federal sea la que lleve a cabo la investigación  para que se esclarezca el crimen.

Además dijo que como el cuerpo del hombre que encontraron junto con su hermana está segura no es el de su cuñado,  giró un oficio para que se le realicen las pruebas de ADN, pues teme que la familia  haya montado  ese escenario para ocultarlo y protegerlo, a que   insistió en que él podría  estar vivo  y  ser quien asesinó a Elena.

Finalmente, reiteró que no descansara  para que se dé con  quien le arrebató la vida  a su hermana, hecho que rompió la tranquilidad del hogar y de sus padres, quienes  están sufriendo por  la muerte de su hija  a quien aún no han podido sepultar por las diligencias que las autoridades tienen que realizar, e  insistió en qué luchará para que  el artero crimen no quede impune.

Anuncio no disponible