Familiares de hombre que murió tras salir de galeras de Atizapán exigen justicia

|
octubre 27, 2016

Denunciaron que los videos donde lo golpean no fueron presentados.

Denunciaron que los videos donde lo golpean no fueron presentados.

ATIZAPÁN, Méx.- 27 DE OCTUBRE DE 2016.- Anderson Ramiro Aguilera Beltrán, de 39 años de edad, salió en mal estado de las galeras de la policía municipal, caminó unos 100 metros y convulsionó. Fue trasladado a un hospital y murió cinco días después.

Al parecer, personal del ayuntamiento incumplió el protocolo y no brindó la ayuda requerida al detenido. Familiares del hombre iniciaron una denuncia ante la procuraduría de justicia de la entidad y exigen que se investiguen los hechos y se sancione al responsable.

La tarde del pasado 10 de junio, Anderson y su esposa ingerían bebidas alcohólicas en la vía pública, cuando policías municipales los detuvieron y trasladaron ante el Oficial Calificador del ayuntamiento, quien ordenó su detención por falta administrativa.

Eran aproximadamente las 16:30 horas del 10 de junio cuando la pareja fue presentada en la Oficialía Calificadora del ayuntamiento, cuyo segundo turno estaba a cargo de Rennata Liliana Robles y su secretaria Sonia Chávez Tenorio.

La doctora Norma Nelly Torres Reyes valoró a la pareja. En la constancia médica señaló que la mujer requería valoración sicológica, y Anderson sólo presentó aliento alcohólico, sin lesiones aparentes que clasificar.

La pareja fue separada en las galeras y la noche transcurrió con normalidad. Eran las 8:15 horas del sábado 11 de junio cuando al  parecer Sonia Chávez Tenorio ingresó a las galeras de hombres y observó cómo Anderson cayó al suelo y se pegó en la cabeza. El hombre convulsionó en el piso.

Chávez Tenorio notificó los hechos a la doctora Norma Nelly Torres Reyes, quien entró a la galera, vio al hombre pero no le proporcionó atención adecuada. Anderson se recuperó un poco.

A las 8:45 horas de ese día Anderson y su esposa fueron liberados. Personal de la Oficialía Calificadora presuntamente obligaron al hombre a firmar un documento en blanco y estampar en él su huella digital, era su boleta de libertad.

Anderson fue ayudado a salir por su esposa, estaba mareado y se tambaleaba. La pareja caminó unos 100 metros y el hombre cayó al piso, se convulsionó nuevamente.

Esta vez policías municipales pidieron ayuda y una ambulancia acudió al sitio. Paramédicos trasladaron al hombre al hospital “Salvador González Herrejón”, ubicado a unos 200 metros del lugar.

El diagnóstico del hospital fue traumatismo craneoencefálico severo con hemorragia subaracnoidea, con mal pronóstico. Anderson falleció en ese sitio el pasado 16 de junio.

El 12 de junio Mauro Granja Jiménez, entonces Secretario del Ayuntamiento, citó al personal del segundo turno de la Oficialía Calificadora, tras enterarse de que Anderson estaba grave en el hospital.

Rennata Liliana Robles y Sonia Chávez Tenorio redactaron una nota dirigida a Granja Jiménez en la que se deslindaban de los hechos.

Tras el escándalo, la alcaldesa Ana María Balderas Trejo fue enterada de los hechos.

Mauro Granja, Balderas Trejo, Rennata Liliana Robles y otras personas observaron los videos del circuito cerrado de la Oficialía Calificadora. Las imágenes muestran claramente cómo convulsiona Anderson en las galeras. Se ve que entran personas al sitio, miran al hombre convulsionando y se retiran, cerrando con candado las galeras.

Hasta el momento se ignora si la oficial Rennata Liliana Robles estaba en el momento de los hechos. Chávez Tenorio se deslindó completamente y argumentó que ella no es médico, que no entró a la galera y no tocó al detenido.

No obstante, el personal de la Oficialía Calificadora decidió que Anderson podía retirarse por su propio pie, a pesar de que en las galeras sufrió convulsiones y se golpeó en la cabeza.

Familiares de Anderson afirmaron que les mostraron videos incompletos de los hechos y piden que sean presentados en su totalidad.

Dijeron que la pareja fue liberada a pesar del notable mal estado de salud de Anderson, quien debió ser trasladado de las galeras al hospital para su valoración.

Familiares denunciaron los hechos ante la procuraduría de justicia de la entidad y la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (CODHEM), por lo que esperan que se investigue a fondo al respecto y se sancione a los responsables, en caso de haberlos.

 

 

(Visited 6.290 times, 1 visits today)