<div class="empty"></div>

Madre de niño atacado por perros pitbull en Cuautitlán Izcalli exige justicia

|
noviembre 28, 2016

La dueña de los perros mostró prepotencia desde el principio.

La dueña de los perros mostró prepotencia desde el principio.

CUAUTITLÁN IZCALLI, Méx.- 28 de noviembre de 2016.- “No lo dábamos por vivo”, relató María del Carmen Macías, madre de Daniel, de tres años de edad, quien el pasado 11 de octubre fue atacado por un perro pitbull y sufrió severas lesiones que lo mantuvieron nueve días hospitalizado.

La mujer pide que la propietaria del animal se haga responsable de las lesiones que sufrió el menor, quien el próximo 1 de diciembre será atendido por un otorrinolaringólogo para determinar si sufrió daño en el oído izquierdo, donde lo mordió el perro, al igual que en el cuello y hombro.

El pasado 11 de octubre, entre las 13:15 y 13:20 horas, la abuela llevaba al niño en un carrito en avenida Minas, colonia La Piedad, cuando una habitante del lugar abrió su zaguán y salió un perro pitbull, que atacó al menor, al que sacó del carrito en el que iba.

“Mi mamá entra por la banqueta, iba caminando. Abren el zaguán. La señora saca un carro, se estaciona y deja que pase mi mamá. Mi mamá llevaba al niño en un carrito para empujar, pasa mi mamá enfrente de la casa de la señora, salen los perros y atacan a mi hijo y lo bajan del carro. De hecho querían meterlo al domicilio”, relató María del Carmen Macías.

Agregó: “Entre gente que se juntó jalaban al niño para que no lo metieran a la casa. Jalan al niño y empiezan a separar. Gente jalando al niño de este lado y otros separando al perro. En eso sale el otro perro e igual agrede, pero en el movimiento el perro que lo atacó de la oreja se quedó trabado”.

Mencionó que los perros se pelearon entre sí y dejaron al niño, quien sufrió severas lesiones.

Dijo que la dueña de los perros se negó a trasladar al niño a un hospital en su vehículo, pero un hombre se ofreció a hacerlo y los llevó a la clínica 52 del IMSS, ubicada en la colonia La Piedad.

Mencionó que ahí estabilizaron al niño y después lo trasladó en un taxi hasta el hospital Vicente Villada, ubicado en Cuautitlán, donde lo sometieron a cirugía y le reconstruyeron el pabellón auricular izquierdo.

Dijo que el abogado de la dueña de los perros le ofreció conciliación, propuesta que no ha aceptado hasta conocer si su hijo sufrirá secuelas graves por el ataque de los perros.

Detalló que tenía inflamado el oído, por lo que no le podían realizar estudios para determinar si fue afectada la audición, además de que la conducta del niño cambió y ahora se ha vuelto agresivo y teme a los perros.

Añadió que el asunto está en el Ministerio Público, donde se integra la carpeta de investigación correspondiente, y espera que la dueña de los perros se haga responsable de los daños.

Reiteró que en el hospital “Vicente Villada”, ubicado en Cuautitlán, operaron niño y le reconstruyeron el pabellón auricular izquierdo; estuvo nueve días internado y de ahí lo canalizaron al hospital infantil “Federico Gómez”, ubicado en la Ciudad de México, donde el especialista revisará al menor el próximo 1 de diciembre.

Afirmó que hasta el momento la dueña de los perros ha pagado en tres ocasiones el traslado del menor en ambulancia y surtió dos recetas, pero hasta ahí quedó el apoyo ofrecido.

“Nada más estoy exigiendo lo justo de mi hijo, no quiero más ni menos. Estoy pidiendo la atención de mi hijo”, concluyó.

 

 

(Visited 5.907 times, 2 visits today)