Anuncio no disponible

Nohemí fue a dar al hospital por una golpiza de su pareja; denunció pero autoridades lo protegen

|
enero 12, 2017

vioo

Anuncio no disponible

ECATEPEC.-  Méx. 12 DE ENERO DE 2017.- “Fui  víctima de violencia intrafamiliar por mi ex pareja, quien me golpeó hasta mandarme  al hospital, a pesar de que lo denuncié,  no me deja en paz, me amenaza y temo que me  quite a mis hijos”, dijo Nohemí Ortega Navarro quien pide se haga justicia para que su agresor reciba un castigo.

Recordó la joven madre de tres hijos, que hace siete meses aproximadamente vive con temor después de que quien fuera su marido,  de nombre  Ernesto González Leopoldo,  la golpeara a las afueras de la casa de sus padres ubicada en la colonia Polígonos II,  esto a pesar de que ya lo había abandonado.

Nohemí  comentó que vivió en unión libre con Ernesto durante 8 años,  con quien procreó dos niños y una pequeña, tiempo  en el que sufrió golpes y  maltratos psicológicos, por lo que decidió  separase de él e irse a vivir con sus padres.

“Ya lo había abandonado una vez, y regrese con él, me tenía viviendo en una casa en el municipio de Zumpango, donde  además me dejaba sola por varios días, y sin dinero para que mis hijos comieran, pero volvía a regresar con él, hasta que me canse de  los malos tratos que me daba y donde mis pequeños   tenían miedo porque ya se daban cuenta de que me insultaba y me golpeaba” explicó.

El agresor que se dedica arreglar motocicletas, dijo que después de separase de él, hace cerca de siete meses llegó a casa de sus papás ubicada en la calle  Peje Lagarto  a buscarla, por lo que al salir para ver que quería este comenzó agredirla  primero verbalmente, para terminar pegándole a puño cerrado y  a patadas.

“Siempre seguirás siendo mi mujer y me llevare a mis hijos ya lo veras, además de las  groserías que me gritaba, quede sangrada y muy lesionada por los golpes que me dio” dijo con tristeza en los ojos Nohemí.

Tras la agresión, indicó que  fue ingresada al hospital  general José María Rodríguez ubicado en la colonia Valle de Anáhuac, donde la atendieron y le realizaron estudios para ver si no presentaba algunas fracturas.

“Fui al ministerio de San Agustín y  con el pretexto que no había sistema no pudieron levantarme la denuncia hasta el día siguiente, de ahí me designaron medidas de  protección,  pero los policías municipales solo pasaron al lugar donde ahora vivo tres veces a que les firmara y hasta la fecha no lo han hecho” relató preocupada.

Fue a los ocho días de que sufrió las agresiones, que  su ex pareja, se presentó nuevamente en su casa,  por lo que el padre de Nohemí salió para indicarle al golpeador que dejara en paz a su hija, pero este se le fue a los golpes y junto con unos  cómplices  que  estaban armados se lo llevaron.

“Regresó y  me asusté mucho, pero me dijo ve  a levantar a tu papá,  esta tirado sobre la avenida Halcón y está muerto y a pesar que llame a los elementos  que tenían que brindarme medidas de protección nunca llegaron, pero afortunadamente lo encontramos solo herido y fue hospitalizado también tras la golpiza que recibió, por lo que también  mi padre de 53 años de edad efectuo su denuncia”, señaló la joven víctima.

Han pasado siete meses, y  aseguro que el padre de sus hijos  no se ha presentado frente a las autoridades a pesar de que le han enviado  varios citatorios, por lo que vive atemorizada ante el temor de que cuando se la encuentre en la calle pueda hasta matarla.

“También temó por mis hijos ya que sus familiares lo protegen y han querido arrebatárselos a mi madre,  por lo que ahora los tengo que tener  encerrados y casi no los sacó, porque según sus parientes, dicen tengo que cuidarme porque se los puede llevar y ya no los volveré a ver” dijo angustiada.

Nohemí que ahora trabaja fabricando coladores para pintura asegura que quiere sacar a sus retoños  de 9, 5 y 3 años de edad adelante y aunque gana tan solo 600 pesos a la semana, sabe que es poca cantidad, pero que mantendrá a sus hijos junto a ella, para que no sean como el sujeto que le dio mala vida y aun la sigue atormentando causando también miedo  a sus hijos.

Cansada por lo  todo lo que ha pasado, indicó  “estoy desesperada y cansada de esta situación, porque que  las autoridades  de la Fiscalía Mexiquense, no me ayudan” y  han hecho  caso omiso   para prevenir una desgracia en la que teme pueda ser hasta asesinada, ya que su  denuncia recalcó solo ha quedado archivada y ahora  exige contar con una orden de restricción para que su ex pareja, la deje en paz y  no pueda acercarse a ella ni a sus retoños a quien amenazó también con llevárselos por la fuerza.

Anuncio no disponible