Abuela pide ayuda para localizar a su nieta de 15 años desaparecida hace dos semanas

| Lunes, marzo 6, 2017

La mujer implora por saber sobre su nieta.

TOLUCA, Méx.- 6 DE MARZO DE 2017.- Con lágrimas en los ojos por la incertidumbre de no saber dónde está su nieta Gabriela, de 15 años de edad, se encuentra Susana desde hace 10 días cuando se enteró que la jovencita no volvió a su casa después de salir a comprar a la tienda.

La jovencita fue vista por última vez alrededor de las 19:00 horas del viernes 24 de febrero, en la calle Alfonso Ortega, de la colonia La Mora, tenía que hacer un recorrido de no más de cien metros, sin embargo, desde esa noche nadie sabe que ocurrió con el paradero de la adolescente.

Familiares reportaron su desaparición, aunque debido a los trámites, la Fiscalía General de Justicia del Estado de México activó la alerta hasta el lunes, por temas de protocolos; la joven en su teléfono móvil nunca contestó los mensajes ni mucho menos las llamadas hasta ser  desactivado.

Pidió permiso para ir por unas papas, la tienda se encuentra a unos 100 metros de la casa, es una niña que no sale sin decir a donde va, ya no regresó, nunca notamos algún tipo de comportamiento extraño, ese día caminaba usando su celular, no llegó a la tienda, dijo su abuela.

Desde ese día, la estudiante del segundo semestre de la Preparatoria Estado de México, que vestía pantalón vaquero azul marino, playera café claro, chamarra azul y tenis blancos, no se ha vuelto a comunicar con sus abuelos o madre, quienes dicen estar angustiados al paso de los días.

Una hora es fundamental, imagínese los días que han pasado, indicó Doña Susana, quien se hacía cargo de su nieta, después que los padres se separaron, pero relató que nunca notó un comportamiento extraño o raro más allá de las situaciones propias de una persona de su edad.

Hasta el momento, la fiscalía mexiquense no ha podido integrar el número de la carpeta de investigación, a pesar de ser necesaria para poder solicitar a la compañía telefónica rastrear su ubicación y tener acceso a más información que ayuden a su localización lo antes posible.

Sin tener avances ni respuestas, la familia dice de los males el menor”, lo que les podría hacer pensar que se pudo ir con alguien, este caso con su padre con quien no tenía contacto desde hace diez años, pero en su desesperación solo pide que si es eso que avise que está bien.

En la fiscalía no hemos visto avance, pedimos que nos reporten que esté bien, con el corazón en la mano queremos saber sobre su paradero, si alguien la ha visto que nos lo haga saber, cada día aumenta nuestra desesperación de no saber nada sobre nuestra chiquita”, sostuvo.