Anuncio no disponible

Misterio rodea el asesinato de vendedora de elotes en Toluca

|
septiembre 14, 2016

Familiares afirmaron que la mujer no tenía problemas con nadie.

Familiares afirmaron que la mujer no tenía problemas con nadie.

Anuncio no disponible

TOLUCA, Méx.- 14 DE SEPTIEMBRE DE 2016.- Con la mirada puesta al cielo para encontrar una explicación, familiares, amigos y vecinos despidieron este martes a Alberta, muerta por una bala que se alojó en su pecho, mientras se encontraba junto con su esposo e hija en la vía pública.

La noche del pasado 10 de agosto, la mujer de 54 años de edad, madre de cuatro hijas y un hombre, había terminado de recoger su negocio de elotes que acostumbraba instalar los días sábados y domingos en calles de la delegación San Pablo Autopan, al norte de la ciudad.

Tras levantar el pequeño puesto, antes de ir a su domicilio ubicado en el barrio de Jesús, se encontraba con su hija Edith, de 24 años de edad, y su marido Cirilo, junto a un local donde venden atole, cuando se escuchó una detonación de arma de fuego, mientras la señora caía al piso.

Al intentar auxiliarla para que se levantara, observaron que presentaba sangrado intenso, el disparo había perforado un pulmón, enseguida observaron a un hombre que pasaba en una bicicleta, luego un taxi, pensando que se había tratado de un ataque directo, relató un amigo de la familia.

Como pudieron llamaron a cuerpos de emergencia, una unidad del Servicio de Urgencias del Estado de México, acudió hasta la Morelos, casi esquina con Melchor Ocampo, al llegar certificaron la muerte, la joven tuvo que ser trasladada por sus medios al hospital al estar embarazada.

No sabemos qué pasó a ciencia cierta, no fue un robo porque no se llevaron nada, solo se escuchó el disparo, creemos que fue una bala perdida porque no tenía problemas con nadie, dijo una de las sobrinas, tras concluir la misa de cuerpo presente que se realizó esta mañana.

Luego de la oración, el cuerpo de la víctima dedicada a las labores domésticas fue llevado hasta el panteón de la comunidad ubicado a poco más de un kilómetro de la capilla del lugar, donde el cortejo fúnebre recorrió una avenida sin pavimentar para darle el último adiós.

El hombre cercano a los deudos insistió que pudo tratarse de algún accidente, ya que la mujer, a quien todos conocían en el barrio, no había presentado alguna conducta extraña, muestra de ello, el nutrido grupo de personas que la despidieron, incluso la iglesia se encontraba a su tope.

Fue algo raro, pregunté y me dijeron que solo escucharon un tiro, al parecer estaban  o iban a tomar atole los tres, después de vender los elotes, ahí se ponía y vieron que empezó a sangrar, pudo haber sido una bala perdida, sostuvo el conocido que los acompañó hasta el camposanto.

El dictamen de los estudios periciales realizados en el Servicio Médico Forense de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México refieren como causa de muerte herida profunda por arma de fuego en su lado derecho, aunque aún siguen las indagatorias correspondientes.

 

Vamos a esperar lo que las autoridades dicen, no creemos que fuera una venganza pero a ver qué pasa,, indicó la familiar quien pidió reservar el anonimato luego de los hechos que sorprendieron a la familia, la noche del pasado sábado, en la capital mexiquense.

Hasta el momento no existen reportes de personas detenidas, en la primera declaración de los familiares, indicaron que tras el disparo observaron a un sujeto que se alejaba en la bicicleta portando una sudadera color negra con gorro en la cabeza.

 

Anuncio no disponible