‘Eruviel estrechó mi mano al pedir mi voto, ahora yo le pido justicia para mis hijos asesinados’

|
octubre 11, 2016

La mujer ha solicitado un encuentro con Eruviel en varias ocasiones.

La mujer ha solicitado un encuentro con Eruviel en varias ocasiones.

TOLUCA, Méx.- 11 DE OCTUBRE DE 2016.- Desesperada, Sacrisanta, madre de dos menores de edad asesinados en Ecatepec, envió una carta al gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila Villegas, para pedirle justicia.

Le hago un llamado a quien en algún momento estrechó mi mano para solicitar mi voto y mi confianza, y lo hice; se la di, hoy, señor gobernador, le pido nuevamente que estreche mi mano, que conozca de mi voz, lo atroz de mi caso, se lee en una parte del fragmento entregado.

Este martes, a más de 60 días de haber perdido a sus hijos Karen y Erick, de 17 y 12 años de edad respectivamente, sin ocultar el dolor, acudió junto con el padre Alejandro Solalinde Guerra a una reunión con el Procurador General de Justicia mexiquense; las investigaciones siguen lentas.

Aún recuerda esa mañana del 4 de agosto, salió a trabajar como todos los días para darles sustento a sus pequeños, su hija soñaba con ser abogada y defender a las mujeres, el pequeño anhelaba aprender robótica, tras una larga jornada laboral, los encontró muertos en su casa.

La historia de Sacrisanta Mosso Rendón parece sacada de una película de terror, su hogar se convirtió en el lugar más inseguro, su hija estaba a punto de ingresar al quinto semestre en el CCH Vallejo, fue violada y asesinada; Erick fue encontrado atado de manos en su cama.

El crimen, ocurrido en el municipio natal de Ávila Villegas, el más inseguro de toda la entidad, parece haber sido archivado en los expedientes de la justicia estatal, al no ser una persona con los recursos económicos para presionar y hacer que el caso sea de la agenda del gobierno.

Sin embargo, la mujer de oficio cocinera en un comedor en el populoso Ecatepec, acudió con el defensor de los migrantes para lograr un encuentro con el procurador y exigir avances reales, hay una línea de investigación, pero hasta el momento no hay responsables detenidos.

Perdí a mis únicos hijos, prometió estar atento al caso pero no podemos entrar en detalles, lo curioso es que no tengo desconfianza de nadie ni a quien señalar, pero ellos, tienen la forma y capacidad de encontrar a los responsables, sostuvo al salir de la reunión en Toluca.

A la entrada de la sede central de la procuraduría mexiquense, mostrando la carta que le envió al gobernador priista Eruviel Ávila a través de esa misma dependencia, aseguró no dejará de insistir hasta hacerle justicia a sus hijos, quienes no se metían con ninguna persona.

El activista, defensor de los migrantes, señaló el grave problema de inseguridad, corrupción y complicidad que se vive en el Estado de México entre servidores públicos y grupos de la delincuencia organizada, para cometer este tipo de hechos que aterran a diario a la sociedad.

Ciudades como Ecatepec son un nido de cárteles, mafias de complicidades, no están alejados de los servidores públicos, son un cáncer que tenemos, no se cuanto tenga que pasar para que exista una limpia y acabar con actos tan crueles, mencionó al acompañar a Sacrisanta.

Inmiscuido en temas de migrantes, dijo al conocer el suceso que no dudó en intervenir para evitar un rezago y déficit mayor en la impunidad que tiene de rehén al Estado de México, al ocupar el primer lugar nacional en feminicidios, por ellos, pidió a las autoridades ponerse a trabajar.

Este crimen me duele mucho, porque son menores de edad, niños violados y asesinados, también porque es un feminicidio, más un municipio que entró la Alerta de Género, me duele mucho que en mi estado exista un índice tan alto de feminicidios”, concluyó Solalinde.

 

(Visited 3.787 times, 1 visits today)