<div class="empty"></div>

Exigen justicia por líder transportista asesinado con su hijo en Toluca

|
noviembre 29, 2016

Leyendas de repudio fueron pintadas en los camiones.

Leyendas de repudio fueron pintadas en los camiones.

TOLUCA, Méx.- 29 DE NOVIEMBRE DE 2016.- Transportistas exigieron mayor seguridad y el esclarecimiento del asesinato del empresario del ramo, Guillermo Rojas Rojas, junto con su hijo, quienes habían sido secuestrados y cuyos cadáveres fueron abandonados dentro de una camioneta.

En los vidrios de los camiones de pasajeros de varias líneas han colocado mensajes para pedir a las autoridades justicia por el doble homicidio, entre ellos, el de un menor de 14 años de edad, registrado la mañana del pasado 24 de noviembre en calles de la capital mexiquense.

Justicia por el asesinato de nuestro compañero Guillermo Rojas, se puede observar en las leyendas de las unidades de empresas como Xinantécatl, entre otras que se unieron para que los gobiernos municipal, estatal y federal brinden seguridad a todas las familias de la entidad.

Tras consultar a trabajadores del volante, afirmaron que no se trata de un tema político, sino el objetivo es que sean escuchados para que se implementen estrategias que permitan frenar la violencia e inseguridad que se vive y evitar que se repitan crímenes como el de la familia Rojas.

La mañana del pasado jueves, dos cuerpos fueron encontrados abandonados prácticamente uno abrazando al otro, vendados de los ojos con cinta adhesiva gris, con el tiro de gracia, en el asiento trasero de una camioneta de la marca Jeep 4×4, color blanco, al estilo del crimen organizado.

Al paso de las horas se confirmó que los cuerpos eran de padre e hijo, el líder transportista tenía entre sus piernas los restos de su retoño, Jesús Guillermo, alumno de tercero de secundaria en la escuela privada Simón Bolívar, tras ser plagiados a escasos 50 metros del plantel.

Ese día, el hombre, como era su costumbre, llevaba a su hijo al centro educativo, eran minutos antes de las 7:00 horas, sobre la calle Valladolid, casi esquina con 20 de Noviembre, cuando sujetos armados los bajaron de su vehículo para subirlos a otro y llevárselos con rumbo desconocido.

A unos tres kilómetros del lugar de donde ocurrió la privación de la libertad, sin pasar mucho tiempo fueron dejados los restos de ambos, el menor aún portaba el uniforme deportivo del instituto, pro lo que la comunidad estudiantil repudió y condenó los hechos; hasta el momento no hay detenidos.

Ya es insoportable lo que está pasando a diario, salen notas de asesinatos o robos pero no se hace nada, estamos cansados y pedimos seguridad, justicia para la familia, para todos, indicó un operador  que pide a la Procuraduría General de Justicia estatal dar con los responsables.

 

(Visited 1.045 times, 4 visits today)