Rinden homenaje a policía asesinado por su propio compañero en Edomex

|
noviembre 17, 2016

policia-homenaje-copia

ZINACANTEPEC, Méx.-17 NOVIEMBRE 2016.-Milton Arriaga de 28 años de edad, tenía casi nueve años en la dirección de Seguridad Pública, originario de la comunidad de San Cristóbal Tecolit, perdió la vida con un arma de cargo disparada accidentalmente por un compañero.

Se había desempeñado sin ningún contratiempo, asistido a diversos cursos de capacitación, en algunas ocasiones era asignado como chofer particular del presidente municipal para asistir a algunas giras o reuniones, relató la madre mientras recordaba el trabajo de uno de sus hijos.

Tenía una familia, con dos niños, una mujer y un hombre de 12 y 10 años respectivamente, el miércoles en el cambio de turno recibió al menos un disparo cuando a un elemento se le fue un tiro, la bala tocó órganos vitales falleciendo en minutos cerca de la presidencia municipal.

En una vivienda aún en construcción la familia vela su cuerpo, donde conocidos, amigos y compañeros se dan cita en sus rostros se refleja su ausencia, mientras en las calles se observan cartulinas donde se indica el lugar y hora donde se realizará el homenaje del uniformado.

Todos los habitantes de la colonia Ricardo Flores Magón saben la noticia de la muerte de Miltón, sin embargo, al igual que los deudos no conocen a ciencia cierta lo que ocurrió la mañana del miércoles en la comandancia de la corporación, dejando en la orfandad a dos pequeños.

Sabemos que pudo ser un accidente pero no sé cómo sacó el arma, ahora deja don niños, solo pedimos al presidente como ayer nos dijo que brinde al apoyo para ellos, que se han quedado sin sustento, y no se quede solo en una promesa, pidió la mamá antes de ser interrumpida.

Recordó, había construido una vivienda con dos cuartos en el mismo terreno que sus padres por lo que la convivencia era diaria, incluso les aportaba dinero cada que podía y nunca observaron algún comportamiento extraño considerando un policía ejemplar al realizar su labor.

Un moño negro en la entrada de la casa, coronas pegadas en la pared, sillas acomodadas y mujeres alistando comida para quienes los acompañen se observan en la casa donde hay unos montículo de arena que muestran que sigue en obras de acabado,  antes de ser recibidos.

Antes de ser retirada por las personas, la madre pidió que el gobierno local cumpla con el apoyo para los pequeños, la esposa aun en shock evitó salir a hablar y no se separa de los restos de su pareja sentimental antes de darle el último adiós, acompañada de su padre y parientes.   

Autoridades ofrecieron una homenaje póstumo esta tarde para recordar la labor que venía desempeñando a lo largo de casi una década, aseguran no fue por falta de capacitación sino un descuido de un elemento que se encuentra a disposición del Ministerio Público por los hechos.

(Visited 9.406 times, 1 visits today)