Doña Mary adquirió un terreno para su hija y un policía de Ecatepec se lo robó

|
octubre 20, 2016

Ha acudido a diferentes instancias y no han actuado contra el uniformado.

Ha acudido a diferentes instancias y no han actuado contra el uniformado.

ECATEPEC, Méx.- 19 DE OCTUBRE DE 2016.- Un elemento de la policía municipal despojó desde hace dos años a una mujer de la tercera edad  de un terreno ubicado en la colonia Luis Donaldo Colosio y hasta la fecha se ha negado entregárselo, a pesar de que existe una denuncia de los hechos.

María de la Luz Menez Hurtado, a sus 92 años de edad,  sigue buscando ayuda para que se haga justicia y el  uniformado  de nombre Fernando Palomo le entregue su predio que  ella adquirió  desde el 3 de Septiembre del año 1996, donde el policía se metió sin contar con un documento que lo avale.

Acompañada de  su hija  Zoyla Sánchez Menez,  de 65 años de edad, quien desde hace muchos años la ha cuidado, comentó en entrevista  Doña María de la Luz, que desde que compró el predio nunca se enfrentó a ningún problema y que por lo menos una  vez al mes  se trasladaba desde la colonia  Moctezuma, donde tiene su hogar, hasta territorio ecatepequense a  realizar limpieza de su terreno de 200 metros cuadrados, marcado con el lote 53 de la parcela 62, en calle Juan de la Barrera, casi esquina con Agustín Melgar.

“Yo lo compré  al señor  Pedro Cervantes Fragoso, hace 20 años,  en la cantidad de 34 mil pesos, con un enganche de 7 mil, y a pagar el restante en treinta letras de 900 pesos, e incluso no se contaba con servicios, y en ese entonces era conocida como la colonia La Laguna de Guadalupe Victoria, después  cambió a Luis Donaldo Colosio”.

Doña Mary, que a su edad  no enfrenta ningún problema de salud, madre de 7 hijos, de los cuales le sobreviven cuatro, precisó que fue  en agosto del 2014 cuando al llegar a su propiedad, la cual  se encontraba cercada con malla,  se llevó la sorpresa de su vida al ver que su terreno estaba invadido.

“Fernando Palomo, quien al parecer sigue siendo policía de este municipio, se apoderó de mi propiedad, sin contar con documentos que lo avalen y aun así cínicamente se  lo alquiló a unos jóvenes que se dedicaban al reciclaje de PET, quienes habían construido  un  cuarto solo de láminas”, recordó.

Explicó que su hija Zoyla les dijo que se salieran,  que ese terreno era de su madre, pero las personas se negaron a hacerlo, con el argumento que se los había rentado el uniformado que se dijo era propietario de ese lugar.

Ante este hecho, doña Mary  acompañada de su hija, se trasladó  hasta la agencia del Ministerio Público a levantar su denuncia, hechos que quedaron registrados en la Carpeta de Investigación con número  ECO1486/1434461038070674, pero que  el expediente solo fue archivado porque las autoridades hicieron caso omiso al decirle que no procedía.

Precisó que al pasar los meses,  lograron que los  recicladores salieran, pero el año pasado, al llegar al lugar con un herrero y albañiles para construir una barda,  nuevamente el elemento a quien todos conocen como “El Palomo”, junto con su esposa, los corrieron.

“Háganle como quieran, si quieren llamen a las patrullas, pero yo no les voy a entregar nada”, fueron las palabras que les respondió el uniformado,  dijo la hija de doña Mary.

“Cuando vi que ellos estaban construyendounos cuartos, hice lo propio y notifiqué en agosto del 2015 a través de un escrito a la Dirección de Desarrollo Urbano para que  pararán la obra,  mostrando en el documento que yo soy la propietaria, pero solo me respondieron que lo checarían, así fue, solo fueron a colocar unos sellos de suspensión pero a los dos días los quitaron  y el policía  siguió la  construcción de un cuarto y un baño con tabique y loza, mismo donde ahora tiene viviendo a un familiar”, apuntó Doña María de la Luz.

Mostrando  el documento de contrato de compra venta,  así como la carta finiquito que la hace legalmente dueña de la propiedad, reiteró que también cuenta con su constancia domiciliaria, y que además hasta el 2015 tiene sus comprobantes del pago del impuesto de agua.

Con la mirada triste aseveró “ese terreno yo lo había comprado para una de mis hijas, pero ahora me lo han quitado y nadie me ayuda para que me lo devuelvan”.

Señaló que  también ha levantado su denuncia en las oficinas  de la Procuraduría Agraria,  en los municipios de Texcoco y Tultitlán, sin tener éxito alguno, para que personal de esas instituciones tomen cartas en el asunto.

Con una sombrilla en la mano que carga para cubrirse de los rayos del sol, doña Menez Hurtado insistió “he gastado dinero, buscando apoyo de un lugar hacia  otro  e  inclusive tocando puertas de instituciones municipales y estatales sin lograr  que alguien se compadezca de mi por mi edad y saquen a esa persona de mi terreno, nadie me quiere ayudar, no sé si ese oficial  esté apadrinado, porque nadie  se atreve a sacarlo”.

La mujer, viuda desde hace 35 años, quien trabajó como enfermera en la clínica 27 del IMSS, para sacar adelante a sus hijos, hasta que se jubiló, señaló que  no ha perdido las esperanzas en recuperar esa propiedad que con mucho sacrificio  adquirió y que continuará tocando puertas para que la ayuden y pueda volver a tener su terreno, o en su caso que obliguen al policía a que se lo pague.

 

(Visited 2.960 times, 1 visits today)