Anuncio no disponible

Leonardo fue asesinado mientras hablaba por teléfono con su madre; ella escuchó su muerte

|
marzo 3, 2017

El joven murió de manera inmediata.

Anuncio no disponible

CHALCO, Méx.- 3 DE MARZO DE 2016.-  En los momentos en que hablaba con su madre por teléfono,  un joven fue asesinado de un balazo por negarse a entregar el aparato en un asalto cometido dentro de una combi de la ruta 36.

Su madre informó que el crimen fue la noche del viernes 13 de enero, y ella escuchó una detonación en los momentos en que su hijo le informaba que ya iba para su casa.

El asesinato de Leonardo Jesús Osorio Sánchez, de 19 años, tuvo lugar cerca de las 21 horas, en el interior de una camioneta que cubre el derrotero Chalco-Tláhuac, que abordó en su base localizada en calle Nacional, cerca la  plaza del  Ángel con otros pasajeros más.

Alrededor de tres minutos después, dos hombres y una mujer, con gritos, pidieron a los pasajeros sus pertenencias, negándose Leonardo a entregar su celular que utilizaba para hablar con su madre.

Su negativa causó el enojo de la mujer que llevaba una pistola y le disparó, detonación que escuchó la mamá de Leonardo, quien después sólo escuchó gritos  y perdió la comunicación con su hijo.

“Ya voy para la casa, ya tomé la combi”, fueron las últimas palabras que la señora Marlén Hernández oyó de su hijo, quien se dirigía a su domicilio en la delegación de Tláhuac, después de vivir varios años en la unidad  habitacional Hacienda San Juan, de San Martín Cuautlalpan.

Minutos antes, Leonardo había salido de la casa de su novia en San Martín, de quien se despidió cerca de las 20 horas, dirigiéndose, como otras veces lo había hecho,  al paradero de combis que corren de Chalco a Tláhuac, ubicado sobre la avenida  Nacional, cerca la  plaza del  Ángel.

El desafortunado jovencito abordó una camioneta de la ruta 36 con placas de circulación 857- 1031 y número económico 214, y de inmediato se comunicó con su progenitora para informarle que ya se dirigía a su domicilio.

Testigos dijeron que con gritos e insultos, los tres asaltantes exigieron a los pasajeros que les dieran lo que llevaban de valor, ignorando que Leonardo, con la línea abierta, hablaba con su madre, quien escuchó los instantes trágicos que vivieron los pasajeros junto con su hijo antes de que le dispararan.

Doña Marlén, dejó de oír a Jesús después de la detonación que originó la pistola al accionarse,  manteniendo la esperanza de que nada le hubiera pasado.

Usuarios de la combi dijeron que los tres asaltantes descendieron en el  lugar conocido como “Los Azulejos”,  en la colonia Jardines de Chalco, después que la mujer accionó su pistola.

Después de enterarse de que su hijo falleció en el asalto, Marlén Hernández se dirigió a la base de combis e increpó a conductores y despachadores por lo sucedido, reclamándoles que nunca han hecho nada por evitar los asaltos, a pesar de que ya conocen a los delincuentes.

Los tres asaltantes tenían entre 20 y 25 años de edad y después de recibir el balazo, le quitaron su celular LG a Leonardo Jesús.

Anuncio no disponible