Maricarmen desapareció rumbo a su trabajo en Wal Mart y nadie volvió a saber de ella

|
noviembre 21, 2016

La familia no pierde las esperanzas de que regrese con vida.

La familia no pierde las esperanzas de que regrese con vida.

CHALCO, Méx.- 21 DE NOVIEMBRE DE 2016.- A dos años de la desaparición de Maricarmen Martínez Avilés, trabajadora del Walmart de este municipio, los avances en las investigaciones son nulos, pero su familia mantiene la esperanza que de que algún día regrese.

La joven, de entonces 33 años, desapareció el viernes 21 de noviembre de 2014, cuando se dirigía a cubrir el turno nocturno como supervisora en el Centro de Distribución (Cedis) de Walmart, ubicado en el kilómetro 42 de la carretera México-Cuautla, cerca de las 19:20 horas, sin embargo, nunca llegó a su trabajo.

Relataron que para llegar a la tienda, Maricarmen debía tomar dos combis en puntos concurridos, por lo que dudan que al abordar le pasara algo; sin embargo, la segunda combi la dejaba frente a su trabajo, en un enorme terreno baldío y tenía que cruzar por debajo de un puente, lugares que pudieron ser los indicados para que fuera víctima de un delito.

Afirmaron familiares que la joven madre tenía la rutina de asistir a trabajar los viernes para salir por la mañana del sábado y dirigirse a la universidad en Ixtapaluca a la que había entrado poco tiempo antes a estudiar administración de empresas, con la intención de sacar adelante a sus hijos de 12 y 5 años.

Sin embargo, la mañana del domingo 23, compañeros de trabajo de la mujer acudieron a su casa, donde le informaron a los familiares que no se había presentado a laborar, por lo que de inmediato se prendieron las alarmas entre amigos y familia, quienes acudieron ese mismo día a reportar los hechos ante las autoridades, las cuales hasta el momento no han tenido avance alguno en la investigación a pesar de todos los datos que ha proporcionado la familia.

Añadieron que más de un año después, en diciembre de 2015, acudieron ante autoridades en Toluca para que atrajeran el caso, ya que los pocos avances los obtuvo la familia en una investigación particular, dado que las autoridades de Chalco nada habían hecho, pero en la capital solo tomaron muestras de ADN de familiares y la inscribieron en el programa de recompensas, sin tener mayores resultados.

Finalizaron diciendo que esperan con mucha fe que regrese algún día, y que están dispuestos a abandonar las investigaciones en caso de estar secuestrada, ya que lo único que les interesa es tenerla de vuelta en casas con sus dos pequeños hijos.

 

 

 

(Visited 7.320 times, 8 visits today)