‘Mi corazón presiente que mi hijo está vivo’; Gerardo desapareció hace 8 meses en Ecatepec

|
octubre 25, 2016

La joven regresó con su ex pareja días después de la desaparición.

La joven regresó con su ex pareja días después de la desaparición.

ECATEPEC, Méx.- 24 DE OCTUBRE DE 2016.- “Mi corazón presiente que mi hijo está vivo,  que lo están reteniendo en algún lugar  y no sé  quién, ni cuál es la causa del por qué  no me lo entregan”, dio a conocer Martha Durán Hernández, madre desesperada que busca a  Gerardo  Pérez, quien  extrañamente desapareció  hace más de ocho meses en la colonia San Agustín Segunda Sección.

Fue el 12 de agosto  del presente año que Gerardo Pérez Durán, de 24 años de edad, desapareció sin dejar rastro, cuando al parecer sostuvo una discusión con su pareja con la que tenía casi dos meses  viviendo en un domicilio  ubicado en la calle Sur 30, y hasta la fecha no hay avance en las investigaciones para dar con su paradero.

Durán Hernández explicó que su  hijo, quien era trabajador en la empresa Kraft,  ubicada en la zona de Xalostoc, era un chico tranquilo, que no tomaba, ni fumaba y que no tenía ningún tatuaje marcado en su cuerpo, que le gustaba ir al gimnasio, ver películas y convivir con sus hermanas.

Indicó que fue el  12 de febrero cuando buscó a su hijo con quien siempre  mantenía comunicación vía telefónica y que le extrañó que  nunca contestara su celular, pero que su pareja de nombre Mari Carmen Ramírez  Jaime le comentó que un día antes en la noche, tras una discusión, se fue del hogar, sin saber nada de él.

Ante esta situación, dijo  Martha que  esperó todo el día, pero al ver que no regresaba a su casa, comenzó a buscarlo con amigos, vecinos y en su lugar de trabajo, donde no se había presentado a laborar, por lo que se le hizo muy raro, ya que era muy responsable.

Al no tener éxito, al día siguiente procedió la búsqueda en hospitales, ministerios públicos,  conciliadoras, albergues,  entre otras instituciones sin tener éxito.

Por lo que fue  hasta el  15 de agosto  que nuevamente se fue a buscarlo con la que fuera su nuera, quien le  confirmó  que no sabía nada de él, por lo que de inmediato  se fue a levantar su denuncia al Ministerio Público de San Agustín.

“En el MP, me violentaron, me amenazaron porque pedí que el padre de la mujer que vivía con mi hijo se presentará a declarar, porque los hechos se habían suscitado en su casa y  una licenciada de nombre Laura María de Jesús Morales Ramírez, adscrita a la Mesa Primera de Trámite del Centro de Atención Ciudadana de San Agustín, les advirtió  que si algo le pasaba al señor, quien había tenido una cirugía a corazón abierto, la responsabilidad iba caer sobre mí e inclusive que ya no siguiera buscando a Mari Carmen, y cuando entraban a MP les quitaba los celulares para que no los utilizaran”, comentó Martha.

Martha, que se dedica únicamente al hogar  ubicado en la colonia de Jardines de Cerro Gordo insistió, “siempre le dieron el lugar a Mari Carmen, la mujer que  presiento sabe que le pasó a mi hijo,  ya que su ex marido había amenazado en dos ocasiones a mi Gerardo, solo por vivir con ella, quien tenía dos hijas de su anterior matrimonio”.

Indicó que ante la forma déspota en que fue atendida en el Centro de Justicia, realizó su demanda, hechos que quedaron registrados en la Carpeta de Investigación con número  344700148416.

“Mari Carmen se contradijo en las declaraciones, pues primero dijo que había  salido de su domicilio el día once, por la noche, después que fue el día doce  por la mañana y que se había ido a trabajar tras sostener una discusión con ella”, aseveró.

Recalcó que se le hizo extraño ya que ella  tiene hasta la fecha el teléfono y cartera de su hijo, la cual no le ha querido entregar, porque ya no le contesta las llamadas, ya que días después de desaparecido Gerardo, se volvió a juntar con el que era su marido y padre de sus hijas.

Con el rostro triste mencionó  que  unos meses después habló con el procurador y con la subprocuradora de nombre Dilcya, quienes tienen el expediente, pero que hasta la fecha no hay nada de avances a pesar de que les dio las pistas para que investigaran.

Martha, madre de otras tres hijas de 25, 18  y 8 años de edad,  cuyo esposo  es obrero en una empresa,  reveló  que las primeras tres semanas solo tomaba un jugo  diariamente, ya que el hambre  había desaparecido ante la desesperación de encontrar a su hijo, con quien tenía una excelente relación, era muy apegado a ellos y que  tenía talento para dibujar.

“Ahora sufro,  no sé si  esté pasando fríos, hambre, si lo están torturando, es indescriptible  el dolor que estoy pasando, pero  presiento que está vivo, mi corazón me lo dice, siento que lo están reteniendo, ¿en dónde? no lo sé, pero sé que vive”, afirmó Durán Hernández.

La desesperada madre expresó que sigue  buscándolo y que incluso ha  hecho una gira por varios municipios para repartir  los volantes donde se muestra su imagen y un número telefónico para que la ciudadanía pueda llamar en caso de verlo.

“Quiero que  las autoridades volteén a ver mi caso que se ha quedado en el olvido, ya que las pistas son bastantes claras, pero no sé por qué no quieren hacer algo,  ya que en  el MP de San Agustín en vez de ayudarme me pusieron muchas trabas y perdí mucho tiempo de búsqueda, por lo que ahora pido que busquen a mi hijo para que me lo entreguen, ya que  mi corazón me dice que está vivo”, finalizó Martha.

 

 

 

 

 

 

(Visited 3.096 times, 1 visits today)