Samuel y Jorge van a la secundaria y recorren calles vendiendo plumas para pagar sus estudios

| Sábado, febrero 25, 2017

ECATEPEC.- Méx. 25 DE FEBRERO DE 2017.-Para apoyarse en los gastos de sus  estudios, Samuel  y Jorge amigos desde hace tres años,  ambos jóvenes estudiantes  de catorce años de edad, recorren las calles del centro de San Cristóbal,  al salir de la escuela secundaria para vender plumas.

Samuel  David Pineda  Cárdenas, quien cursa el tercer grado en  la  escuela secundaria Técnica número 54, “Ignacio Ramírez” ubicada en la calle Cerrada de Oriente  de  la misma comunidad,  dio a conocer que desde hace  más de dos meses inició la venta de plumas, para apoyarse a comprar los materiales que les piden para realizar  sus trabajos escolares en diversas materias.

Indicó Samuel,  quien tiene su domicilio, en la calle Guillermo Prieto en la colonia La Mora, ser el mayor de tres hermanos  y que sus padres aunque trabajan  saben la labor que está  realizando.

“Para mí es importante ganar un dinero extra y estoy orgulloso  de hacerlo, aunque tengo haciéndolo y no ganó mucho, me alcanza, para ir solventando gastos  extras de la secundaria y así apoyar a mis padres en la economía familiar, es un trabajo  honrado y no me da vergüenza  vender” insistió Samuel.

Explicó que las  plumas, también las vende en la escuela y como están baratas  sus compañeros del colegio, se las compran, y al salir de  clases  recorre las  calles  junto con su amigo de clases Jorge  quien hace tres semanas  se unió a él  para también venderlas.

“Yo pienso que  nosotros como hijos, aunque aún somos menores de edad, también debemos enseñarnos a trabajar y esto de vender  pues me ayuda, aunque  ahora también queremos vender dulces, para sacar un poco más de dinero y poder comprarnos lo que nos gusta” narró  Samuel.

Acompañado de su amigo  Jorge,  ambos con sus uniformes escolares y con las mochilas  cargadas en su espalda,  precisó que les gusta   caminar cerca a palacio municipal, donde hay  bastante gente que llega a realizar trámites y  a quienes ofrecen la mercancía.

“A mí  me gusta ganar mi propio dinero y no estar pidiéndoles a mis padres, cuando necesite comprar  material que me piden para efectuar alguna tarea, además pronto entrare a la preparatoria  y seguiré echándole ganas para continuar a nivel profesional  donde pretendo estudiar la licenciatura de programación de computadoras.” aseveró Samuel.

Por otra parte Jorge Arturo  González, quien es amigo de  Samuel, desde hace tres años que iniciaron el nivel secundaria, señaló, que decidió también hacer los mismo, y así acompañarse por las calles  ofreciendo la mercancía,  esto ante el peligro que representa andar solos  por tanta inseguridad.

Jorge  quien tiene su domicilio en  la calle Turquía de la Sección Bosques de Héroes Tecámac,  relató que se unió  a la venta de las plumas, para apoyar a sus papás, que también trabajan y que tienen muchos gastos, además insistió que seguirá haciéndolo ahora que presentara su examen para ingresar al nivel bachillerato para después  seguir con la licenciatura de Diseño Gráfico.

Ambos  estudiantes comentaron,  que no descuidan sus estudios y que no porque sean menores de edad, no puedan realizar un trabajo   como lo es el comercio que les genere ingresos, para  ayudarse en los gastos de estudios, aunque no tengan problemas económicos en su hogar.

Finalmente  dijeron que guardan el dinero que sacan de las ventas, para cuando necesiten comprar materiales y aunque  en ocasiones son bajas, no se darán por vencidos, para seguir realizando lo que ellos llaman trabajo.