CÍRCULOS DE PODER: Alfredo del Mazo y la decadencia del priísmo en Edomex

POR: / 23 de enero de 2019

FacebookTwitterWhatsAppShare

CÍRCULOS DE PODER

Por Ma. Teresa Montaño

Parecería mentira, sin embargo el deceso del exgobernador Alfredo del Mazo González, ocurrida la semana pasada, resultó ser, sin querer, una alegoría significativa del complicado momento de decadencia que vive  la clase política del estado de México y colofón de una sucesión de sucesos adversos para el ejecutivo estatal, que vienen desarrollándose desde el primero de julio pasado.

Si bien las exequias del exmandatario, considerado un portentoso impulsor de la modernización del Edomex, convocaron a los integrantes del otrora poderoso Grupo Atlacomulco,  también es cierto, que este desafortunado suceso puso de relieve el bajísimo nivel de reconocimiento y empatía social que hoy tienen.

Los medios de comunicación fueron convocados desde un día antes por el área de comunicación social para asistir a los funerales, organizados en tres tiempos: en la funeraria Mauseleo Toluca por la mañana –a donde llegaron por goteo los más prominentes personajes del PRI-, guardias de honor en Palacio de Gobierno y una misa de cuerpo presente en la Catedral de Toluca.

Podría dar un sinnúmero de detalles, sin embargo, por cuestiones de espacio y lo penoso del tema, solo daré algunos para denotar a lo que me refiero. En el Mausoleo Toluca, la funeraria, el número de reporteros y camarógrafos superaron por mucho, a las personas que llegaron al lugar, básicamente funcionarios, exfuncionarios y políticos del PRI y algunos del PAN.

Las guardias de honor en el Salón del Pueblo, pero sin pueblo, se convirtieron  en un evento privado, dentro de un espacio público,  sin repercusión social de ningún tipo, salvo los reportes informativos de la llamada “prensa fifi”, que sin duda se esforzó por no detenerse en estos detalles. Inicialmente, se habían preparado vallas metálicas para colocarlas al rededor de Palacio de Gobierno y controlar los tumultos –supongo-, que se esperaban; incluso se habían preparado otras cantidades generosas de vallas en la esquina de Bravo y Santos Degollado, es decir atrás de palacio, donde al parecer preveían necesario el cierre de ese crucero. Al filo de las 13:00 horas, sin embargo,  se retiraron las vallas. El féretro del exmandatario llego, con un sequito integrado solo por guardias, funcionarios y la familia del gobernador. Algunos mirones  en la acera de enfrente, se pararon algunos momentos ante lo aparatoso del cortejo, cuando éste ingreso al edificio.

Los patios y pasillos de palacio de gobierno lucieron igual, desiertos, ni la presencia de Peña Nieto atrajo a las multitudes de antaño. Este lucía, por cierto, desencajado, no era para menos. En la catedral se repitió la escena. Las expresiones de «duelo social» nunca llegaron.

El desafortunado deceso del exmandatario fue el cierre sin duda de un ciclo penoso para el gobernador. La caída del Peñanietismo en las elecciones del pasado primero de julio; el derrumbe del PRI en las elecciones municipales concurrentes;  la pérdida de la mayoría en el Congreso Local; el rechazo de la primer Cuenta Pública –la del 2017- por una Legislatura; los escándalos de corrupción que cada vez con  mayor frecuencia ligan a la plana mayor del PRI, sus dirigentes y gobernadores con las peores prácticas del país –por ejemplo el huachicol-; los malos números e indicadores del Edomex que no ceden –primeros lugares en lo peor de todo- y un Proyecto de Presupuesto 2019 al que por primera vez le mete mano un Congreso Local para hacerlo idóneo a las necesidades poblacionales y no a las demandas políticas de un grupo, son solo algunos elementos de la mala racha del mandatario.

PARA IRME

Será hasta la primera semana de marzo, cuando la LX Legislatura reanude sus actividades parlamentarias, sin embargo, se prevé un próximo extraordinario de sesiones, pues los diputados dejaron una abultada agenda de pendientes, sobre la que al parecer buscarán acelerar el paso pues otros pendientes más, se irán agregando con calidad de urgentes.

Los temas en agenda prioritarios son varios, uno de los más importantes es la continuidad al enredado asunto de OHL; otro es avanzar, más bien profundizar, en una reforma que ausculte de mejor manera el uso de los recursos públicos y yo agregaría como sugerencia uno que se les está olvidando y es vital: el estatus del CUSAEM, del que se extraen de forma deliberadamente opaca, recursos públicos cuyo destino sigue quedando en el limbo. Ese asunto no es nada difícil y muy recomendable para los legisladores, nada difícil, porque solo se trata de voluntad política. Hay otros pendientes que ya iremos enumerando, por lo pronto esto ya se alargó demasiado, hasta la próxima.

FacebookTwitterWhatsAppShare
Si quieres recibir gratis las noticias del estado de México en tu celular, solo tienes que mandarnos un mensaje de whatssapp con el nombre de tu municipio a nuestro telefono (55) 4404-1699