fbpx

CÍRCULOS DE PODER: El oscurantismo y los sueldos exhorbitantes de los alcaldes del Edomex

marzo 6, 2018

FacebookTwitterWhatsAppShare

CÍRCULOS DE PODER

Por: Ma. Teresa Montaño

No existen datos precisos, pero estimaciones realizadas por la propia Legislatura Local del Estado de México –al menos el último estudio disponible-, indican que entre el 72 y 73% de los 125 alcaldes mexiquenses cumplen con los topes establecidos por el Consejo Técnico de Valoración Salarial en materia de percepciones para alcaldes.

Aunque en teoría este año ese organismo no autorizó ningún incremento a los sueldos de los presidentes municipales,  en realidad no hacía falta, en general resultan exorbitantes e inalcanzables, para el 90% de los mexiquenses, pero si a eso le sumamos el oscurantismo de los ediles, el tema resulta todavía más ofensivo para el grueso de los mortales.

Los porcentajes a los que hacemos referencia, de entre 72 y 73%, corresponden a un estudio realizado por la Legislatura y el INFOEM,  el pasado trienio, por lo que no existe claridad ni datos disponibles, que permitan establecer el nivel de cumplimiento en las comunas en torno a los topes salariales.

Desafortunadamente los excesos y abusos en temas de sueldos para funcionarios en México y el Estado de México en particular, sigue siendo una asignatura pendiente que no vemos cómo por donde pudiera resolverse. Funcionarios ricos  y gobernados pobres, es una realidad que duele y que pega al grueso de la población,  sumida en la pobreza, la miseria o en la insuficiencia eterna.

Hablando de cargos públicos, a donde miremos, sea cual sea la dependencia o instancia de la que hablemos, de inmediato saltan los excesos en mandos altos o jerarquías superiores. El tema es, ¿qué tanto se justifican estos excesos?,  sobre todo en instituciones como, por ejemplo, la Fiscalía de Justicia, el Poder Judicial, los institutos autónomos –sin resultados- o los cargos directivos de cualquier dependencia de gobierno. Piense en alguna, cualquiera que sea, luego vaya a su página de transparencia disponible –supongamos que la tiene-, busque los sueldos y agárrese, no solo son excesivos, yo diría que abusivos y tremendamente ofensivos para gente que como usted, yo o cualquier asalariado, recibe un ingreso por lo que sude su frente, su espalda, trabajen sus manos o su intelecto…

Nada menos que anoche (escribo esto miércoles ya tarde), revisaba con lupa las declaraciones del presidente del IEEM, Pedro Zamudio, a quien abiertamente le preguntamos si se asignarían “bonos especiales” por su trabajo en el proceso electoral. ¿Qué cree que nos contesto?, pues que no, que solo cobrarán lo que dice su Manual de Percepciones y nada más ni menos.

Acto seguido, buscamos el dichoso Manual, costo trabajo pero lo encontramos, el cual luego remite a un reglamento general y en ambos, ¿qué cree?, se señala textualmente que los mandos jerárquicos  uno, dos y tres (desde consejeros, hasta directivos), tienen derecho como prestación adicional a una “compensación, derivada de las labores extraodinarias del proceso electoral” –copio textual-.

Definitivamente hay cosas que deben cambiar de fondo y lo más pronto posible, pues los “bonos”, los hayan legalizado o no de última hora (en 2013 legalizaron los de los consejeros y demás altos mandos del IEEM), resultan más que excesivos,  y en un país y una entidad donde el 60% de la población, según el INEGI, enfrenta condiciones de pobreza o miseria, ya no son sostenibles, no hay materia.

Claro no es el único caso, están los secretarios, subsecretarios de gobierno; coordinadores; presidentes de partidos o directivos de cualquier institución, mientras que todos los trabajadores operativos del sector público, reciben salarios para simplemente irla pasando. Sin bonos extraodinarios porsupuesto, una práctica ya común en el sector público.

Temas como este, aunado a otros como el desempleo, la corrupción y sobre todo la inseguridad, pueden explicar claramente el nivel de hartazgo ciudadano que vemos por todos lados y se expresa de muchas formas.

PARA CERRAR

Nos enteramos que en la rebatinga del PRD para designar candidatos a diputados y alcaldes, todo el proceso se atrasó porque su dirigente, Omar Ortega, rechazó y se negó rotundamente, a ser postulado para alcalde en Coacalco… quería ir a la segura y no desistió hasta que le dieron su pluri –y en primer lugar de la lista-, de esta manera se asegura una curul en la próxima Legislatura, pero además un espacio clave, pues quiere ser, casi seguro, el próximo coordinador de la fracción perredista… muy listo don Omar.

Advertisements
FacebookTwitterWhatsAppShare
Si quieres recibir gratis las noticias del estado de México en tu celular, solo tienes que mandarnos un mensaje de whatssapp con el nombre de tu municipio a nuestro telefono (55) 44041699