LA COLUMNA ROTA: Danny, una estrella brillante apagada por un “momento de locura”

| Miércoles, mayo 3, 2017

Una estrella brillante apagada por un “momento de locura”.

La mejor protección que cualquier mujer puede tener es el coraje.

-Elizabeth Cady Stanton.

LA COLUMNA ROTA/ FRIDAGUERRERA VILLALVAZO

Daniela Jiménez Covarrubias nació el 20 de diciembre del año 2000; la primera hija del matrimonio conformado por Aroldo Jiménez y Mirna Covarrubias; Danny se encontraba en la plenitud de la vida, tenía 15 años, sus padres la describen como una chica soñadora, siempre defendía sus ideas y convicciones, una niña analítica, destacada académicamente por sus buenas calificaciones y en extremo perfeccionista y competitiva. A Danny le gustaba tocar el piano, el cual aprendió a interpretar desde los 5 años; Mirna, su madre,  nos hace saber que desde muy pequeña  Dany sentía con las manos, la vista y el olfato no eran suficientes para ella, Danny aprendió el lenguaje sordomudo, cuando descubrió el lenguaje de señas  se enamoró de él este interés la llevó a convertirse en miembro fundador del Ministerio de los Sordos, en Montemorelos, Nuevo León, impartiendo clases de lenguaje de señas a personas que como ella tuvieran el interés de integrar a la sociedad a los sordomudos. Le gustaban las personas con alguna discapacidad Danny quería ser psicóloga para ayudar especialmente a niños discapacitados.

Daniela estudiaba el 1er año de preparatoria en una escuela privada de Montemorelos; el 6 de octubre 2016 cambió todo lo hermoso que Danny tenía en casa; la seguridad de saberse amada por sus padres; aprendió que no todos eran buenos; el mundo de la intolerancia (momento de locura, como lo llamó) de un sujeto que le mostró el terror, ese que no conocía, la hora de salida de Danny era a las 19:10, tenía permiso de llegar a casa a más tardar a las 20:00hrs; a los veinte minutos de la hora de llegada sus padres empezaron a preocuparse al ver que Danny siempre responsable no contestaba el celular.

A las 21:00 horas una llamada realizada por el director de la escuela fue la primera alerta, el administrativo les informaba que Diego, compañero de aula de Danny, estaba herido, Danny estaba con él, Diego le hizo saber al directivo que los habían asaltado.

Con la frialdad que solo un asesino puede tener, Diego, acompañado de la policía municipal, los condujo al lugar donde “supuestamente” los habían atacado; no había rastro de Danny ni de su auto; la voz desgarrada de sus padres caminando por un paraje escondido “Danny, Danny”; retumba en el lugar, la policial les solicitó se retiraran.

A las 22:00 horas de ese mismo día, el corazón se detuvo, el alma les fue arrancada a los padres de Daniela; ahí estaba su pequeña, su bebé, asesinada, todas las pertenencias de Danny estaban en su carro; no fue un asalto.

Ante el interrogatorio de las autoridades, Diego confesó su crimen, él la asesinó con un cúter, la hirió en el cuello que le cortó la arteria carótida; le asestó 5 puñaladas en el rostro; fue golpeada salvajemente para someterla; Diego quería ir más allá de lo que Danny permitió, situación que Diego no toleró y fue que la asesinó.

Diego fue vinculado por la Fiscalía Especializada en Delitos de Adolescentes, al proceso por el delito de homicidio doloso: feminicidio, y el 23 de febrero de 2017, faltando 10 días para que se venciera el plazo de internamiento preventivo, se llegó a un acuerdo entre la fiscalía y la defensa del menor para llevarse a cabo un procedimiento abreviado ya que se cumplían las condiciones, y se iba a ahorrar el juicio oral, por lo que el juez le dictó sentencia de 2 años en el tutelar de menores.

¿Qué hace a un menor asesinar a su compañera? A una niña que solo buscaba ayudar a quienes no encajan en la sociedad, una pequeña que el único pecado que tuvo, fue confiar en quién no debía hacerlo.

Danny forma parte de los rostros del feminicidio 2016; no es una cifra, sus padres se han encargado de no permitir que sea olvidada, de hacerle saber al mundo entero que solo duerme y que en algún momento despertarán a su lado.

Visita su página y sigue levantado la voz de Danny; que no se quede en olvido  Quiero vivir sin violencia Dany Jimenez AC

 

 

Mayo 2017

Quieres contar una historia de feminicidio, desaparición, o intento de feminicidio búscame, ayúdame a visualizarlas.

@FridaGuerrera

fridaguerrera@gmail.com​​

 

Notas relacionadas
No hay entradas relacionadas