Dan último adiós a joven asesinada en Naucalpan y anuncian marcha por la paz el 3 de octubre

| Jueves, septiembre 29, 2016
Jóvenes universitarios acompañaron a la familia de la joven.

Jóvenes universitarios acompañaron a la familia de la joven.

TLALNEPANTLA, Méx.- 29 DE SEPTIEMBRE DEL 2016.- Karen Rebeca Esquivel Espinoza, de 19 años de edad, descansa en el panteón Jardines del Recuerdo, ubicado en este municipio.

La joven desapareció el pasado 22 de septiembre en Lomas Verdes, Naucalpan, y tres días después su cuerpo sin vida fue localizado dentro de una maleta en una vivienda de la colonia El Tejocote, en ese mismo municipio, junto con el cadáver de otra mujer, también dentro de una valija.

La joven fue velada por familiares y amigos en dicho cementerio privado de Tlalnepantla, donde por la tarde será sepultada.

Habitantes de Naucalpan convocaron a una “Marcha por la Paz” para el próximo lunes 3 de octubre, que partirá de la glorieta del Gran Terraza de Lomas Verdes y recorrerá calles del municipio.

“¡Ni una mujer más! ¡Ni un joven más! ¡Ni un secuestro más! ¡Ni un robo más!”, dice el mensaje difundido en redes sociales para convocar a la marcha para exigir mayor seguridad.

La comunidad artística de la Ciudad de México igualmente se sumó a las protestas por el asesinato de la joven universitaria y anunció diversas actividades para solidarizarse con la familia de la mujer.

“La comunidad artística nos unimos para solidarizarnos con Becky Espinosa de los Monteros madre de Karen, quien sufre una terrible pérdida. Nos unimos de manera social y solidaria a fin de proponer ideas pacíficas y proactivas para poder solucionar los problemas de inseguridad de nuestro país de manera social y para exigir a las autoridades Justicia ante las víctimas de feminicidio y las víctimas de desaparición forzada”, aseguró en un comunicado.

El ataúd de Karen Rebeca estuvo rodeado de sus familiares y amigos, decenas de jóvenes universitarios, como ella, quienes llevaban globos blancos.

La joven universitaria practicaba el “tocho bandera”. Una fotografía de ella recibía a los asistentes al velatorio.