DRAMA: Mario fue levantado por policías hace un mes; hoy su familia tiene miedo y exige justicia

POR: / 12 de julio de 2019

FacebookTwitterWhatsAppShare

Mario no desapareció como muchas otras personas en el estado de México, a él lo desaparecieron policías municipales de Zumpango, aseguran sus familiares.

Hoy se cumplen 26 días de la desaparición forzada de Mario Villaseñor, sus familiares y amigos no descansan y cada día agotan todas las maneras posibles para buscarlo.

Ya han organizado redadas para búsqueda y rescate en las zonas cercanas al lugar de donde se lo llevaron, bloqueos de calles para exigir que las autoridades del estado de México se involucren en el caso y protestas en diversas instancias de Zumpango y hasta el momento ni la Fiscalía General de Justicia (FGJEM) ni el Gobierno del Estado de México se han acercado con ellos para apoyarlos, comentó en entrevista a este medio Isaac Villaseñor, hermano de Mario.

LOS HECHOS

La pesadilla de la familia Villaseñor inició el pasado 16 de junio, en la cerrada Gazania, fraccionamiento Los Sauces 1, del municipio de Zumpango.

Mario e Isaac, hermanos y compañeros de trabajo, regresaban de su negocio a su domicilio acompañados de sus vecinos y con el único fin de festejar el Día del Padre, tras un largo día de trabajo, sin embargo, en el camino ocurrió un robo de armamento a elementos policiacos, quienes no buscaron quien la hizo, sino quien se las pagara, y lamentablemente los Villaseñor se atravesaron en su camino.

“Por una confusión de otras personas que robaron las armas de los policías, ellos se dejaron llevar por lo parecido del auto de mi amigo y es allí donde llegaron a actuar violento y nos sacaron de la cerrada, tenemos el video que muestra que somos diferentes, las personas ni si quiera en el cuerpo se parecen a nosotros; ellos comentan que robamos a una persona 370 pesos, entonces inicia la persecución y durante la misma les robamos las armas, por eso nos detienen”, explica Isaac.

A las 10:30 de la noche de aquel domingo 16 de junio, al llegar a su domicilio fueron arrestados, junto con una mujer y un joven menor de edad, acusados de robar 370 pesos, armas y un radio de la policía los trasladaron al MP de Zumpango.

“Ya cumplimos varias demandas, pero no han procedido, de aquí de Zumpango nos dicen que se sigue de oficio, pero los policías siguen trabajando de manera normal y no vemos ningún tipo de avance de ninguna autoridad, ni respuesta de nada”, comentó Isaac.

Aquella noche además de la detención por un crimen que no cometieron, los hermanos Villaseñor fueron golpeados, torturados, al meterles la cabeza en una fuente, y despojados del dinero de la venta del negocio y sus pertenecías.

Finalmente fueron enviados al penal de Zumpango, sin Mario.

Isaac recuerda que en la otra celda en la que se encontraba escuchaba los gritos y golpes que le propinaban a su hermano, después dos disparos y no hubo más.

La última vez que vieron a Mario fue cuando lo subieron a la unidad PMZ-277 de la Policía Municipal, desde entonces nada se sabe de él.

LA INCANSABLE BÚSQUEDA

Al salir del penal, luego de que un abogado particular comprobara que las acusaciones que había en contra de Isaac y sus vecinos, dos días después de la detención, inició el viacrucis para buscar a Mario.

“Pagamos lo del abogado, quien fue el que hizo la investigación, pero le comento del parte del municipio no hemos resuelto nada”, abundó.

Desde entonces las visitas a los Ministerios Públicos, Fiscalías e instancias de personas desaparecidas no han cesado.

“Nos hemos movido en Cuautitlán México, Tlalnepantla, Naucalpan y Toluca, los últimos nos echaron la mano de seguir el proceso donde abrimos una carpeta para los cuatro por tortura y una de mi hermano por desaparición forzada, todos los gastos han corrido por nuestra cuenta y nadie nos ha ayudado ni hace nada”.

LA EXIGENCIA

Los familiares y amigos de Mario sólo quieren que regrese con vida, por ello exigen que las autoridades den la cara y asuman su responsabilidad en los hechos.

Además que los policías sean investigados ya que creen que probablemente no sea la primera vez que actúan de tal manera.

“No sabemos si mi hermano está con vida o sin vida, por ello seguimos con la duda y sin saber nada. Sabemos que por parte del municipio no vamos a tener ninguna respuesta ni buena ni mala, pero queremos que detengan a los oficiales involucrados y que los mantengan presos mientras está el proceso ya que pueden escaparse”.

Además de todo lo que ya han tenido que enfrentar, los Villaseñor se encontraron en el Ministerio Público de Cuautitlán México, que la policía municipal de Zumpango notificó que mandaron un escrito, donde decía que ellos quisieron cooperar con la búsqueda, pero Isaac Villaseñor se había negado a la ayuda y que fueron recibidos con palabras obscenas, lo cual asegura la víctima, es mentira.

LOS ESTRAGOS

“¡Tenemos miedo! No hemos trabajado, por la misma razón, porque tememos que quieran hacer algo contra nosotros, contra mi negocio queriéndonos culpar de algo que no hemos hecho; como ya lo hicieron desde un principio”, comenta Isaac preocupado ya que asegura que en la zona ha visto pasar a sus agresores, los policías.

Los gastos son muchos y las heridas físicas, tras la tortura, van sanando, “van mejorando me fracturaron cuatro costillas y tengo fisura de cráneo”, pero aseguran que no las del alma ni la preocupación por no saber del paradero de Mario.

Por lo anterior hicieron una página de Facebook en la que documentan cada actividad de la incansable búsqueda y en la que piden apoyo de la población para que su caso se conozca y las autoridades pongan atención a él, pero sobre todo para localizar a Mario y para que nadie pueda ser víctima de lo que ellos vivieron, así inició el movimiento #TodosSomosMario.

FacebookTwitterWhatsAppShare
Si quieres recibir gratis las noticias del estado de México en tu celular, solo tienes que mandarnos un mensaje de whatssapp con el nombre de tu municipio a nuestro telefono (55) 4404-1699