DRAMA: Policías lo torturaron y doctores terminaron de matar a Eder

POR: / 8 de agosto de 2019

FacebookTwitterWhatsAppShare

«Más de dos meses hicimos de todo por sacar a mi hermano del infierno en el que todos estábamos viviendo, pero él desde el penal de Barrientos por un delito fabricado y la última semana ya ni siquiera estuvo consciente, se nos negó trasladarlo a otro hospital a pesar de lo grave que se le reportaba y hoy ya vamos a poderlo sacar, pero desgraciadamente en un ataúd, mi hermano falleció», comentó Eloy Saucedo a este medio.

Eder Antonio Saucedo estuvo en el penal de Barrientos en el municipio de Tlalnepantla, donde fue llevado tras ser «levantado» por policías ministeriales de una RAM roja, quienes lo acusaron de cuatro homicidios, junto con otras dos personas que no conoce, luego de torturarlo con toques en los genitales, quemándole los codos y con múltiples golpes que aumentaron a su ingreso a la cárcel por un crimen que no cometió.

Lo anterior dejó secuelas graves en Eder, quien era padre de tres hijos, a quienes lamentablemente deja en el abandono junto con su viuda, quienes dependían de él en todos los sentidos; pues desde hace más de tres semanas sufrió de convulsiones en dos ocasiones debido a los golpes y finalmente, al no recibir atención médica por parte del Centro Preventivo y de Readaptación Social Tlalnepantla, Licenciado Juan Fernández Albarrán, mejor conocido como Barrientos.

«Primero lo trasladaron al Hospital Juárez, en la CDMX, sin autorización, después al Hospital de las Américas, en Ecatepec, pero no lo atendieron y finalmente le dio un paro respiratorio el jueves pasado por lo que lo trasladaron al Hospital General Vicente Villada, en Cuautitlán, allí sólo lo entubaron, lo sedaron y siempre estuvo inconsciente hasta hoy que nos avisaron que ya había fallecido, aunque aún no nos dan un diagnóstico», comentó Eloy.

Ayer, tras visitar a la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (CODHEM) y luego de varios trámites, entre el vaivén del hospital al penal de Barrientos y ante la negativa de la directora, varias camionetas arribaron al nosocomio, así como una trabajadora social que presuntamente les agilizaría todo para poder trasladar a Eder al hospital de Traumatología en Lomas Verdes, en Naucalpan.

«Lo único que hicieron fue engañarnos nosotros contratamos una ambulancia particular para el traslado ya que nos dijeron que ellos no podían cubrir eso, sin embargo para poder dejar salir a mi hermano y que nosotros lo lleváramos a Lomas Verdes había que cubrir el monto de 28 mil pesos aproximadamente por la semana que Eder estuvo internado, la trabajadora social ni dinero traía, sólo nos engaño, y además se salió por otra puerta sin decirnos nada y hoy ya mi hermano está muerto», explicó entre lágrimas y lleno de impotencia Eloy.

La familia Saucedo se mantiene por ahora en las instalaciones de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM), de Cuautitlán, donde les será entregado el cuerpo maltratado de Eder Antonio Saucedo, de los gastos se han encargado ellos y pos ahora ninguna autoridad, salvo la trabajadora social del Penal se ha acercado a ellos.

Por ahora los familiares sólo esperan recuperar el cuerpo de Eder Antonio y será hasta que pasen los servicios funerarios que decidirán si denunciaran los hechos que llevaron a la muerte del joven padre de familia.

FacebookTwitterWhatsAppShare
Si quieres recibir gratis las noticias del estado de México en tu celular, solo tienes que mandarnos un mensaje de whatssapp con el nombre de tu municipio a nuestro telefono (55) 4404-1699