Es conocido como ‘El Betito’, le atribuyen 20 asesinatos y anda libre en Edomex

| Jueves, septiembre 15, 2016

betito-caracoles-copia

TLALNEPANTLA, Méx.- 15 DE SEPTIEMBRE DE 2016.-  En la colonia Jorge Jiménez Cantú casi nadie conoce a Alberto Sebastián Morales Morales, pero todos sienten temor cuando se menciona a “El Betito”.

En las complicadas calles de la colonia también conocida como Caracoles este hombre de 26 años de edad genera temor y odio. “Es una persona que mata por gusto, es un psicópata”, aseguran familiares de sus víctimas.

De acuerdo con los vecinos, ‘El Betito’ ha cometido más de 15 homicidios desde que salió de la cárcel a finales del año pasado en la zona oriente de Tlalnepantla y Ecatepec, donde se le ve frecuentemente a bordo de una camioneta color arena.

Recientemente estuvo involucrado junto con sus primos en un ataque a balazos contra elementos de la Policía Municipal de Tlalnepantla, en el cual murió un comandante de la corporación.

La noche del  7 de septiembre, ‘El Betito’, junto con sus primos Jonathan, El Cuba, y Victor Enrique Morales, El Choy, literalmente acribillaron a los uniformados, aseguran vecinos que atestiguaron los hechos.

Los hermanos y un amigo de nombre Oscar Fuentes,  fueron detenidos por la policía después del ataque, pero ‘El Betito’ logró escapar.

A Fondo Estado de México pudo platicar con vecinos de Caracoles y familiares de algunas víctimas que señalan directamente a Alberto Sebastián como el responsable de múltiples asesinatos cometidos en diferentes puntos de la colonia y en la zona de Xalostoc en Ecatepec a partir de enero a la fecha.

De acuerdo con dichos testimonios, al menos 15 personas han sido asesinadas por este sujeto, quien en 2011 fue detenido tras confesar el homicidio de otros seis hombres en Ecatepec.

El joven asesino confesó en ese entonces  que cometió los homicidios por placer, o incluso por el simple hecho de que lo voltearan a ver.

Sin embargo, para la justicia del estado de México seis asesinatos sólo ameritaron cinco años de cárcel.

En la colonia saben que la única forma en que el ‘Betito’ pudo salir tan rápido de prisión,  es con la protección de algún personaje de alto nivel.

Según los testimonios, la ola de violencia  inició en enero pasado, cuando Alberto Sebastián fue puesto en libertad tras pasar cinco años en prisión por el multihomicidio en Ecatepec.

Desde entonces,  le atribuyen más de 15 asesinatos. Además del ataque contra los policías, se le vincula con el triple homicidio ocurrido en calles de San Pedro Xalostoc la tarde del pasado 7 de septiembre y con el asesinato de un chofer de la ruta San Pedro Santa Clara horas más tarde en la colonia Jorge Jiménez Cantú.

Asimismo, se le vincula con la muerte de un hombre en la colonia Arbolito Xalostoc el 11 de septiembre y de un joven la noche de ese mismo día en Caracoles, a quien le disparó en el rostro frente a su familia.

Aseguran testigos que ‘El Betito’ también es responsable del asesinato de tres sujetos que se hacían pasar como trabajadores de CFE para extorsionar a vecinos de Caracoles.

Entre sus víctimas también hay padres de familia y jóvenes cuyos nombres nadie se atreve a mencionar mientras ‘El Betito’ siga libre.

Aseguran que detrás de cada hecho de violencia registrado en Caracoles este año está la figura del joven psicópata, sus primos y uno de sus hermanos que lo acompaña siempre, de nombre Luis Morales Morales, El Cocas.

La familia Morales se ha dedicado desde hace varios años a controlar la distribución de droga en Caracoles y las colonias aledañas, por lo cual también han tenido que pagar con sangre.

Dos tíos de ‘El Betito’, Demetrio, alias El Tanque, y Dionisio Morales,  alias  El Güicho, fueron asesinados por grupos rivales, mientras que su hermano Erick Morales Morales, El Caras, se encuentra recluido en el penal de Chiconautla acusado homicidio. Una tía, madre de El Cubas y El Choy, también se encuentra recluida por tráfico de drogas.

Los habitantes aseguran que mientras Alberto Sebastián Morales esté libre, la violencia seguirá reinando en las calles de Caracoles. A través de redes sociales, algunos buscan vecinos organizarse para hacerle frente a este criminal, mientras los familiares de sus víctimas esperan que las autoridades despierten y se haga  justicia.