Mariela salvó a un niño de un año de inundación y ahora está hospitalizada

| Sábado, septiembre 3, 2016
Los afectados exigen el pago total por los daños.

Los afectados exigen el pago total por los daños.

ATIZAPÁN, Méx.- 3 DE SEPTIEMBRE DE  2016.- Una trabajadora doméstica salvó a un bebé de un año cuatro meses de edad de ser arrastrado por el agua, luego de la ruptura del muro del río Verdín, en el fraccionamiento Mayorazgos de Los Gigantes.

Mariela Nazario, de 23 años de edad, logró tomar al niño y entregarlo a su compañera, que lo subió al primer nivel de la vivienda marcada con el número 137 A de calle Loro, en dicha comunidad.

La joven fue arrastrada por el torrente y como pudo se puso a salvo, pero tragó gran cantidad de líquido.

Alrededor de las 17:00 horas de ayer se rompió el muro del río Verdín y el agua entró en torrente a dicha casa, por lo que rompió vidrios y arrasó todo a su paso, para salir del otro lado, hacia calle Loro y Paseo de los Halcones, donde se dispersó a otras calles.

Verónica Hernández López, habitante de la vivienda, afirmó que Mariela Nazario salvó a su hijo, aunque ahora la joven padece neumonía y está hospitalizada, por la gran cantidad de agua que tragó.

“La verdad venía del trabajo y no pude entrar al fraccionamiento por la parte de atrás, estaba todo inundado. Me seguí para acá y alcancé a llegar hasta Palomas. Me vine caminando y encontré todo inundado. No podía pasar. Me detuvo un bombero. Me cargo y me llevó con mi bebé, que lo sacaron por una ventana y lo tenían unos vecinos”, relató.

Añadió que en la casa estaban “mi bebé y las dos niñas que me ayudan. Una está muy delicada, tiene neumonía por tratar de salvar a mi bebé, no alcanzó a subir y la arrastró. Tragó mucha agua. Salvó a mi bebé. Mi bebé estaba abajo porque lo habían bajado para que comiera, cenara, empezaron a ver y lo subieron rápido, pero ella ya no alcanzó a escapar”.

Bomberos rescataron al bebé y la otra trabajadora doméstica del primer nivel de la vivienda, quienes se refugiaron con vecinos.

Hernández López dice que hospitales públicos se negaron a recibir a la joven lesionada, como la Cruz Roja y los hospitales de Atizapán y Naucalpan, por lo que la internó en una clínica privada.

Carlos Manuel Rodríguez Delgado, director de Protección Civil y Bomberos de Atizapán, dijo que la ruptura del muro del río Verdín provocó afectaciones en 108 viviendas de Mayorazgos de los Gigantes y San Miguel Xochimanga.

Mencionó que cayeron 25 metros lineales del muro del canal de aguas negras, el cual tenía 1.5 metros de ancho.

Dijo que el agua entró por la citada vivienda y salió por calle Loro. Después corrió por varias calles más.

Rodríguez Delgado aclaró que el problema no fue la lluvia, aunque llovió fuerte, sino que el muro presentaba desgaste y finalmente cedió.

En la vivienda afectada el agua alcanzó 1.5 metros de altura y en la mayoría de las casas sólo 10 centímetros en patios, lo que contaminó las cisternas.

Guadalupe Ibáñez de Rico, presidenta de la Asociación de Colonos de Mayorazgos de los Gigantes, aseguró que es la cuarta ocasión que se desborda el citado río, las últimas dos en 2007 y 2011.

La mujer exigió al gobierno estatal y la Comisión Nacional del Agua (Conagua) el pago total de daños a las personas afectadas, ya que el agua entró a muchas casas y vehículos.

Dijo que en el 2011 el gobierno estatal les entregó sólo una tarjeta Soriana con 15 mil pesos, que no alcanzó para nada, pues muchas de las familias perdieron todos sus muebles.

Insistió que las autoridades deben tomar cartas en el asunto para evitar definitivamente la ruptura del canal en su comunidad.

El río Verdín pasa a un lado de Mayorazgos de los Gigantes, por lo que cuando se desborda derriba bardas y entra a las viviendas.