Anuncio no disponible

Don Antonio venció su discapacidad y ahora es El Rey de la Bola en Toluca

junio 28, 2016

FacebookTwitterWhatsAppShare
A veces el dolor lo dificulta, pero no impide que trabaje.

A veces el dolor lo dificulta, pero no impide que trabaje.

Anuncio no disponible

TOLUCA, Méx.- 28 DE JUNIO DE 2016.- Antonio Oviedo es un lustrador de zapatos que a pesar de su discapacidad, ha logrado salir adelante y ahora es uno de los más reconocidos en el centro de la ciudad, para mantener vivo el oficio que le heredó su padre y ahora enseña a sus hijos.

Originario de esta ciudad, El Rey Chimpa”, como todos sus compañeros, amigos y conocidos le dicen, fue diagnosticado con osteoartritis, enfermedad que le desgasta los cartílagos, desde los 10 años empezó a darle grasa al calzado como una forma de ganarse la vida, apoyado de un bastón.

Recuerda que es el único de los hermanos que decidió aprender el trabajo que su papá realizaba hace 34 años, al desarrollar la habilidad con las manos para sacarle brillo a todo tipo de botines, que lo ha mantenido vigente durante más de tres décadas en Los Portales de Toluca.

La enfermedad que padece se fue agudizando hasta el grado que tuvo que ser operado, hace 16 años, por lo que pensaban tendría que dejar la actividad para no seguir dañando su organismo, sin embargo, con una placa y clavos en su columna sigue dando bola a sus clientes.

Hay veces que me duele mucho, no me deja caminar y por eso tengo que usar el bastón, tengo que medicarme para poder trabajar, a veces el dolor es fuerte pero no me dejo vencer y me vengo a trabajar para sacar a mis hijos adelante, el más grande ya aprendió, cuenta Antonio.

Cepillos, pinturas, trapos, brochas y una silla es parte del material que utiliza para dejar como nuevo o curar los zapatos de licenciados, doctores, maestros, burócratas, futbolistas, incluso artistas, lo que ha permitido que algunos le dejen su buena propina por la calidad de su trabajo.

Actualmente es uno de los más conocidos en la zona con clientes de años que quedan satisfechos con la limpieza de su labor, día a día sale de la colonia Nueva Progreso hasta el corazón de la demarcación para presentarse con gusto a su labor sin perder la sonrisa que le caracteriza.

El maestro de la boleada aseguró que gracias a este trabajo le ha permitido pagar los gastos de su casa, despensa, renta, alimentos, vestir y calzar a sus tres hijos, una mujer de 15 años, dos niños de 12 y 8 años, el mayor es quien empieza con la tercera generación de boleros de la familia.

Se dice agradecido con su actividad que le permite ganarse la vida honradamente, y dada su situación física, no tienen que moverse mucho, las manos son su mejor herramienta a pesar que a veces el dolor las invade al grado de no poder moverlas, pero la voluntad es más grande.

El Chimpa dijo que ha enseñado a sus pequeños cómo hacer una buena boleada, aunque deberán ser ellos quienes decidirán si siguen sus pasos o si hacen otro tipo de trabajo, aunque tiene la idea de seguir con la tradición que inició su padre hace varios años.

 

(Visited 932 times, 1 visits today)
FacebookTwitterWhatsAppShare
Si quieres recibir gratis las noticias del estado de México en tu celular, solo tienes que mandarnos un mensaje de whatssapp con el nombre de tu municipio a nuestro telefono (55) 44041699
Anuncio no disponible
Notas relacionadas