Magaly sólo quería tomar fotos y encontró la muerte en Edomex; autoridades no quieren investigar

| Jueves, julio 13, 2017

TOLUCA, Méx.- 13 DE  JULIO DE 2017.- “Te envio mi última ubicación por si acaso”, escribió Magaly Shantal en el último mensaje de whatsapp que le envió a un amigo, antes de ser encontrada sin vida a un costado de la carrera Panamericana.

El próximo 25 de julio cumpliría 19 años de edad, su madre la describe como una joven alegre, sociable y preocupada por el medio ambiente, le gustaba ser libre, su sueño era estudiar psicología y recorrer el mundo, sin embargo, su primer viaje sola fue el último que haría.

Hace más de dos meses, el 29 de abril, fue encontrada muerta en Aculco, Estado de México en la zona norte, junto a su cuerpo una cámara, era apasionada de la fotografía, aunque su familia no encontró más que tres imágenes de su visita a Guanajuato, las demás fueron borradas.

Estela, madre de la menor de tres hijos, ya tiene una tumba a la cual llorar, pero ahora sufre por las irregularidades encontradas en las pocas investigaciones que han realizado las autoridades, tiene la sospecha que fue asesinada y no en un hecho de tránsito como se le notificó.

Con la esperanza de encontrar pistas que permitan saber lo que ocurrió se ha trasladado al municipio mexiquense característico por su elaboración de quesos artesanales, montañas, peñas y cascadas.

Magaly regresaba de una excursión que había realizado por El Nevado de Toluca, Peña de Bernal y Tequisquiapan en Querétaro, además, Guanajuato, antes de ingresar a un curso para ser aceptada en la Universidad, vivía en la delegación Tláhuac en la Ciudad de México.

Maggy destacaba por sus fotografías que trataban de mostrar la naturaleza, practicaba deporte, le gustaba bailar y conocer lugares, su anhelo ir a Canadá y conocer a Lady Gaga, relata su mamá ante las respuestas que no llegan a las preguntas que hace a quienes llevan su caso.

Los últimos datos refieren que la jovencita se encontraba en la comunidad de Tixhiñu del Pueblo Mágico, ingreso a un Oxxo y una gasolinera acompañada de un hombre al parecer un trailero que se había ofrecido a echarle un raite al realizar parte de su viaje de a “mochilera”.

Por lo que su familia ha podido indagar, estuvo el viernes 28 de abril, a las 4:15 de la madrugada del día siguiente aún estaba con vida, tres horas después, fue hallada muerta en los carriles de alta velocidad de la carretera, las cámaras de seguridad no han sido revisadas.

“Recibí una llamada de un hombre, me dijo soy trailero, la muchacha me pidió un raite, pero el tráiler se descompuso, y nos quedamos en la carretera, en la noche estuvo hablando que un hombre la perseguía y de repente se bajó para echarse a correr”, recuerda doña Estela.

Sin embargo, no queda clara su muerte, en la carpeta de investigación se colocó que fue homicidio, aunque el comandante que lleva el caso dice que el “cree” que se cayó de un vehículo y después puso ser atropellada, la necropsia arrojó que murió de traumatismo severo.

En la zona, la gente asegura a la madre que por la cámara que llevaba era periodista y que andaba investigando el robo de combustible, “no era reportera, ni sabía nada de tomas clandestinas, le gustaba tomar fotos y anduvo por ahí, pero no tenía ni idea de eso”, asegura la mamá.

Los restos fueron trasladados al Servicio Médico Forense de Aculco, aunque su caso está en el Ministerio Público de Jilotepec que carecía de refrigeración, donde fue encontrada por sus padres y al momento no hay avances en este caso para saber su muerte.

La madre pide a los habitantes que si observaron algo puedan relatar lo que ocurrió, la versión de que fue arrollada no los convence pero la Fiscalía estatal no ha realizado una indagatoria a fondo que les permita conocer lo que ocurrió con su hija de 18 años de edad.

“Lo que sabemos lo hemos investigado nosotros, las autoridades no han movido nada, dieron carpetazo al tema, nosotros solo queremos saber que fue lo que le paso a Maggy, la más chica de mis hijas”, insiste Estela.

Aunque, de nada ha servido ya que nadie los escucha para llegar hasta las últimas consecuencias sobre este caso, se niega a que sea archivado como ocurre con cientos de expedientes en la institución de justicia.

A pesar de solicitar que se llamé a declarar al individuo con el que estuvo antes de ser hallada, al tener los números telefónicos como la razón social de la empresa donde trabajan nadie ha ampliado las diligencias.

Teme que el caso de su hija quede en el olvido, aunque asegura seguirá buscando pruebas que permitan esclarecerlo sobre todo saber que le causó la muerte y apagó los sueños que tenía.