Dueños de antro de Ecatepec fabricaron delito a clientes y los encarcelaron

| Miércoles, agosto 31, 2016

DURGA-31-AGOECATEPEC, Méx.- 31 DE AGOSTO DE 2016.- “Nosotros nos encontrábamos adentro de la discoteca ‘Durga’, donde se suscitó el pleito”,   son las palabras que dijo la esposa de uno de los cuatro detenidos que fueron  culpados injustamente de intentar robar un auto a las afueras de ese lugar, mostrando  la imagen de los acusados  en su teléfono celular  para confirmar que se  hallaban conviviendo al interior del antro.

Luego de que  el domingo  fueron trasladados al penal de Chiconautla, acusados de un delito que no cometieron,  Ana Gabriel Resendiz Dávalos,  en entrevista  dio a conocer  que ella, junto con su esposo  Anroy Román Tamay García, se hallaban en  la disco,  conviviendo junto con otros familiares,  y que cerca de las 5:00 de la mañana  del día sábado, se armó un pleito con otras personas al interior, por lo cual los guardias de seguridad  intervinieron y comenzaron a jalonear a sus acompañantes e inclusive golpearlos, a quienes  agarraron y los sacaron, dejándola encerrada junto con un tío y un primo.

Al salir, comentó  que  ya no se encontraba su pareja y el  amigo que también los acompañó a divertirse,  y de inmediato vio a los empleados del lugar,  que subieron a un auto blanco a otro de  sus primos y a su tío hacia el Ministerio Público, “por lo que tomamos un taxi junto con  mi tía y  mi hermano, y  fuimos al centro de justicia donde ya mi esposo se encontraba todo golpeado y acusados de intentar robar un auto, lo cual es mentira”.

Mostrando  fotografías de su celular donde se ratificó la hora y fecha  en que se encontraban  los detenidos  conviviendo  al interior del “Durga”, Ana manifestó que ya en el MP se  hallaba un denunciante que se presume es socio de la disco, quien los denunció  de intentar robar un auto  tipo Mazda, color gris, sin placas de circulación, con engomado MZR 12-78, del Estado de México, hecho que aseguró es falso.

“No es justo que por un pleito dentro del lugar, ahora quieran culpar a mis familiares que ya están presos en el reclusorio y tendrán que pagar por un delito que no cometieron y que fue fabricado, porque  también les pusieron dos armas dentro del Versa color vino, en el que llegamos,  propiedad del trabajo de mi primo”, aseveró.

Insistió Ana, quien tiene poco tiempo de que formó su hogar con uno de los inculpados,  con residencia en el municipio de Tecámac,  que en ningún momento se utilizaron armas de fuego y que ese impacto de bala ya lo traía el auto del  socio de la disco, y solo lo utilizó de pretexto para  poder culparlos.

Los  detenidos  de nombres: Anroy Román Tamay García, quien fue brutalmente golpeado,  José de Jesús Dávalos García, Alejandro Rojas Fraga y el amigo, a quien solo  le decían El Chaparro, ya se encuentran tras las rejas, dijo Ana, “gracias a que el propietario del antro,  junto con sus empleados, les fabricaron el delito y  los acusaron de robo, siendo  ellos mismos quienes  los presentaron al Ministerio Público a bordo de autos particulares, sin que ningún elemento policiaco estuviera presente para proceder a detenerlos, por los presuntos hechos que nunca sucedieron”.

Por ello,  Ana  Gabriel, de tan solo 19 años de edad, y sus familiares, exigen justicia para que sus parientes sean  puestos en libertad,  y recalcó que presentarán todas las pruebas  correspondientes para probar su inocencia y desmentir  lo que los propietarios del “Durga” han declarado para destruir  la vida  de los detenidos.