Etson murió a los 12 años a causa de bullying que sufría en una secundaria de Ecatepec

| Sábado, junio 17, 2017

El niño fue víctima de bullying durante mucho tiempo.

ECATEPEC, Méx.- 17 DE JUNIO DE 2017.- Etson murió víctima de bullying, acoso, corrupción y negligencia, luego de recibir un fuerte golpe en la cabeza en una escuela de la colonia La Presa Tulpetlac, hechos en los que el director negó ayuda y ahora ofrece la cantidad de mil 900 pesos a la familia para no proceder legalmente.

Fue el pasado 7 de junio cuando Etsón Aarón López Gómez, de 12 años, estudiante de la Escuela Secundaria Técnica ‘Mario Molina Enríquez’ se encontraba tomando una clase cerca de las 11 horas, y sintió la necesidad de ir al sanitario, permiso negado por el maestro en turno, sin embargo, ante la necesidad, el niño salió del salón.

Pasaron los minutos y una alumna vio a Etson tirado en el piso del patio, por lo cual fue con la orientadora identificada como Eloisa Juárez Luna, quien  dio aviso inmediato a la madre del menor, misma que se presentó a la brevedad en el plantel, exigiendo hablar con el director, mismo que, a decir de la afectada, tomó una actitud déspota y negó atención y ayuda, por lo que la madre se llevó a su pequeño por sus propios medios a una clínica local.

En el lugar le informaron sobre la gravedad del golpe, por lo que fue llevado al hospital de La Villa, donde les dijeron que no contaban con el equipo necesario para su atención, pero fue girada la orden de traslado al Hospital Pediátrico Infantil de Legaria, donde después de una revisión superficial y un alta inesperada, el niño vomitó, por lo que fue revisado a fondo, diagnosticándole un coágulo cerebral que le causó la muerte el domingo once.

Luego de ser velado en su casa de la calle Joloapan, en la misma colonia, los padres acudieron al plantel, donde el director manifestó su versión que afirma que el pequeño Etson cayó de un primer piso, la cual hasta el momento es la que se puede leer en la denuncia levantada; asimismo, el director Juan Espitia Flores ofreció la cantidad de mil 900 pesos a la familia para otorgar el perdón, pidiéndoles firmar un documento en blanco.

Posteriormente, por medio de redes sociales, se descubrió que el bullying hacia Etson por parte de varios niños y niñas del salón era algo constante, al grado de hacer burlas y ‘memes’ sobre la muerte del menor.

Por otra parte, versiones de alumnos firman que Etson no cayó de un primer, sino de un segundo piso, lo cual aún está por aclararse ya que ninguno de los alumnos quiere aportar a la investigación, por lo que se espera que en los próximos días se apresuren las mismas para dar con los verdaderos responsables de su muerte.