Vecinos de Chalco exigen cierre de ‘Zanja de la Muerte’ donde han aparecido 5 cuerpos

| Sábado, septiembre 10, 2016
Las versiones de los vecinos sobre su utilidad discrepan.

Las versiones de los vecinos sobre su utilidad discrepan.

CHALCO, Méx.- 9 DE SEPTIEMBRE DE 2016.- La llamada “Zanja de la Muerte”, entró en debate y controversia por vecinos de dos colonias, quienes discuten sobre si se clausura o no, debido a los hechos violentos registrados en las últimas semanas.

Bautizada así por vecinos de la localidad, la zanja localizada en medio del camellón de la carretera 115, México –Cuautla, se ha ganado ese mote por haber presenciado hasta la fecha cinco muertes; el lugar fue abierto durante el periodo del presidente municipal Francisco Osorno, con la finalidad de ser receptora de aguas pluviales durante el periodo de lluvias y así de esa forma evitar inundaciones de colonias como Santa Cruz y  Emiliano Zapata, hoy se encuentra en discusión entre vecinos para decidir si es cerrada o no.

Habitantes de la colonia Santa Cruz dijeron que la llamada Zanja de la Muerte les fue útil en las pasadas lluvias, ya que el agua se desahogó con fluidez y casi no sufrieron de inundaciones; sin embargo otros vecinos de la misma colonia  aseguraron “aquellos que dijeron que no se inundaron son los que viven más retirados y  no les afectó en nada, no sé por qué, hablan de que les sirve la zanja si ellos nunca han sufrido de inundaciones”.

El tramo que abarca la mencionada zanja de la muerte tiene una longitud aproximada de unos 100 metros de largo por unos 7 metros de ancho, con una profundidad de 10 metros, la cual hasta el momento se encuentra dividida por un angosto camino de tierra  de casi dos metros de ancho, camino que es aprovechado por algunos vecinos de ambas colonias para atravesar el camellón.

La zanja que ha pasado a tener entre sus aguas negras y pestilentes hasta la fecha 5 cuerpos, solo guarda de recuerdo una cruz de metal que familiares de Miguel Ángel Martínez, de 43 años, una de las víctimas que fue encontrado el pasado 5 de julio, colocaron a las orillas, así como la cinta plástica en la que se lee, NO CRUZAR ESCENA DEL CRIMEN, que aún se encuentra atada a dos árboles y entrelazada entre arbustos, que indican el hallazgo más reciente, donde se encontró el cuerpo sin vida de un joven estudiante, quien había desaparecido días antes.