Detectan epidemia de virus extraño en escuelas de Amecameca; hay 22 infectados

| Viernes, junio 16, 2017

AMECAMECA, Méx.- 16 DE JUNIO DE 2017.-  Una epidemia de un virus poco conocido se registró en jardines de niños de la delegación de Santa Isabel Chalma, perteneciente a este municipio, de los cuales más de 22 niños ya fueron detectados con este virus los cuales ya fueron canalizados a las instancias de salud para su tratamiento.

El contagio se realizó a principios de este mes en el jardín de niños “Lic. Adolfo López Mateos”, cuando se detectó que una pequeña de 4 años de edad presentaba ámpulas en la boca, palmas de las manos y pies, de ahí sus primos que también acuden a esa escuela presentaron los mismos síntomas.

Preocupadas las maestras por esta situación pidieron ayuda a los servicios de salud, acudiendo la doctora del ISEM, Dr. Pilar, quien ayudó a las maestras a identificar  a los pequeños que pudieran estar contagiados por este extraño virus, resultando 17 niños infectados.

Ante esta situación las autoridades realizaron un recorrido encontrando casos similares en el jardín de niños “Josué Mirlo”, donde se detectaron 7 niños, y en la delegación de San Antonio Tlaltecahuacán, donde están por definir la cantidad de niños infectados.

Madres de familia se encuentran preocupadas ya que es un virus muy infeccioso y doloroso para los pequeños, registrando temperaturas mayores a los 40 grados y mucha comezón, “yo lo llevé al hospital de Zentlalpan y solo le recetaron Paracetamol y ni nos lo recibieron en el hospital, no saben ni qué es lo que tienen los niños”, señaló la señora Teresa, madre de familia del jardín de niños.

La directora de la escuela Lic. Adolfo López Mateos, la maestra Carola Galicia Reyes, señaló que la institución, por ser la más afectada, ya tomó cartas en el asunto teniendo  a los niños en casa y monitoreados, así como la realización de una jornada de limpieza exhaustiva en salones, baños y juguetes  que utilizan los pequeños para evitar se propague más el virus que es definido como Coxsackie.

Estos virus viven en el tubo digestivo y se suelen contagiar debido a que la gente no se lava bien las manos o entra en contacto con superficies contaminadas con heces. Los niños de entre 1 y 4 años son quienes más se exponen a contraer esta enfermedad y estas infecciones son frecuentes en guarderías, centros de preescolar y otros lugares donde los niños comparten espacios reducidos. Se trata de una enfermedad que suele durar entre 5 y 15 días.

La enfermedad de mano, pie y boca cursa con ampollas dolorosas en la garganta, la lengua, las encías, el paladar duro y/o la cara interna de las mejillas. Las ampollas son de color rojo con una pequeña burbuja de líquido en la parte superior. Se suelen pelar, dejando una úlcera o llaga, es decir, una pupa de base rojiza. Las plantas de los pies y las palmas de las manos pueden presentar una erupción a base de granos rojos planos o ampollas rojas.

No hay ninguna vacuna para prevenir la enfermedad de mano, pie y boca. Se trata de una infección contagiosa que se propaga a través del contacto con las heces, la saliva, las mucosidades de la nariz o el líquido que contienen las ampollas. Se recomienda que su hijo se quede en casa, sin asistir a la escuela o a la guardería, mientras tenga fiebre o ampollas abiertas, tanto en la piel como en la boca, incluso después de que un niño se haya recuperado de la enfermedad, podrá trasmitir el virus a través de las heces durante varias semanas, pudiendo contagiar la infección a otras personas.

Lavarse las manos a conciencia es la mejor protección. Recuerde a todos los miembros de su familia que se laven bien las manos y que lo hagan frecuentemente, sobre todo después de utilizar el baño o de cambiarle los pañales a un bebé y también antes de preparar la comida y/o de comerla. Los juguetes que se comparten en las guarderías se deberían limpiar a menudo con un desinfectante porque hay muchos virus que pueden vivir en esos objetos durante varios días.