Anuncio no disponible

VIDEO: Conflicto entre alcaldes de Huixquilucan y Naucalpan por clausura de Hooters

|
diciembre 19, 2016

Anuncio no disponible

NAUCALPAN, Méx.- 19 DE DICIEMBRE DE 2016.- El alcalde de Huixquilucan, Enrique Vargas del Villar, acusó a su homólogo de Naucalpan, Edgar Olvera Higuera, de abuso de poder y allanamiento al irrumpir policías municipales armados en un negocio del primero ubicado en Ciudad Satélite, el cual intentaron clausurar y en el que trabajan 500 personas.

Ambos presidentes municipales pertenecen al PAN, quienes en el pasado proceso interno para elegir consejeros nacionales de Acción Nacional participaron en grupos diferentes, pues Vargas del Villar apoyó el grupo que encabeza Ulises Ramírez Núñez, actual diputado federal y líder del llamado Grupo Tlalnepantla.

Vargas del Villar informó en un comunicado que alrededor de las 00:30 horas de hoy, policías municipales y funcionarios de Naucalpan intentaron clausurar un centro comercial de la familia Vargas, ubicado en Periférico Norte, frente a Plaza Satélite.

El alcalde de Huixquilucan difundió un video en donde se observa a policías municipales, algunos armados, en el estacionamiento del citado centro comercial, quienes intentaban ingresar al sitio.

“Nadie por encima de la ley”, aseguró Vargas del Villar en un comunicado difundido esta madrugada.

Adelantó que denunciará penalmente a Olvera Higuera por allanamiento de morada, intento de extorsión e ingresar a propiedad privada sin orden oficial, además de que calificó dicha conducta como abuso de poder.

Dijo que la denuncia será presentada también contra Arturo Rodríguez García, Director de Seguridad Pública y Tránsito, y Juan Armando Vigueras Bertely, Director de Protección Civil y Bomberos de Naucalpan.

“Lo anterior debido a la instrucción directa del edil Olvera Higuera para clausurar un centro comercial propiedad de Vargas del Villar, desde hace más de 20 años el cual da trabajo a cerca de 500 personas”, detalló el comunicado.

Agregó: “Olvera ordenó un impresionante despliegue policíaco y con lujo de violencia rompieron candados e intimidaron al personal que había en el lugar”.

En el video difundido se escucha la voz de Vargas del Villar, quien estaba en el negocio de su propiedad al momento de la irrupción policiaca.

“A todas luces se está ante un abuso de poder por parte de las autoridades naucalpenses encabezadas por Edgar Armando Olvera Higuera, quien con su proceder desafía la ley y moviliza a decenas de elementos de seguridad pública municipal para allanar una propiedad privada, en lugar de atender el problema tan grave de inseguridad que se registra en Naucalpan”, añadió el comunicado.

Reiteró: “Nadie por encima de la ley y menos un presidente municipal que debe ser garante del respeto a la legalidad”.

En tanto, el gobierno de Naucalpan aseguró que actuó conforme a la ley en el caso del negocio Hooters, propiedad del alcalde de Huixquilucan, el cual fue suspendido el pasado fin de semana por presuntas irregularidades en su operación.

Afirmó que con motivo de las fiestas decembrinas, el pasado viernes personal de Protección Civil municipal realizó inspecciones a diversos restaurantes de Naucalpan y colocó sellos de suspensión en algunos por incumplir medidas de seguridad y otras irregularidades, entre ellos La Mansión, Casa Ávila, Bar El que Manda y Hooters.

Agregó que personal del Hooters violó los sellos de suspensión y el establecimiento fue reabierto, por lo que trabajadores del ayuntamiento acudieron la noche del domingo al sitio para iniciar procedimiento administrativo y colocar  nuevamente los sellos de suspensión.

Mencionó que al lugar arribó el alcalde de Huixquilucan  acompañado de 12 supuestos escoltas, quienes no permitieron la colocación de sellos de suspensión y retuvieron a servidores públicos de Naucalpan.

Detalló que fueron detenidos dos presuntos escoltas de Vargas del Villar, uno de ellos identificado como Cayetano Rivero Maximino, quien dijo ser policía municipal y portaba arma de fuego, cuya licencia no presentó, por lo que fue presentado ante el Ministerio Público, en tanto que el otro fue llevado al Oficial Calificador del ayuntamiento.

El gobierno de Naucalpan insistió que el Hooters carecía de seguro vigente para proteger a los usuarios en caso de algún incidente, las válvulas del gas estaban caducas y no había punto de reunión en caso de siniestro, por lo que fueron colocados sellos de suspensión.

Rechazo que haya incurrido en abuso de autoridad y acusó igualmente a Vargas del Villar de prepotencia, ya que supuestamente utilizó personal del ayuntamiento de Huixquilucan para impedir el citado procedimiento.

 

 

 

Anuncio no disponible