DRAMÁTICO: Cuatro mujeres desaparecieron misteriosamente en Ecatepec; hace años que no las localizan

POR: / 15 de junio de 2019

FacebookTwitterWhatsAppShare

ECATEPEC, Méx.- Sigue el misterio en la desaparición de cuatro mujeres, entre ellas dos  menores de edad, que son buscadas  desde hace varios años por sus  familiares, ante el desinterés de las autoridades que en ninguno de los casos tienen avances en las investigaciones.

Primero, fue hace más de 9 años que Selena Giselle Delgado Hernández, de tan solo  14 años  de edad, desapareció cuando se dirigía a la secundaria en el poblado de Santa María Tulpetlac.

Selena salió de su casa el 29 de abril de 2010, vestida con el uniforme deportivo rumbo a la secundaria «Luis Donaldo Colosio Murrieta», que se ubica a tan solo unas cuadras de su domicilio.

La menor no llegó al plantel educativo y con el transcurso de las horas, al ver que no aparecía, su madre angustiada comenzó a buscarla.

Sin embargo, ni los compañeros de escuela, amigos y tampoco familiares tuvieron noticias de Selena, quienes después de que se efectuó la denuncia, comenzaron a pegar la ficha de personas desaparecidas que realizaron autoridades, misma que también difundieron en redes sociales, sin tener éxito.

Su madre siempre sospechó de una dentista que la atendía desde un mes antes en el centro odontológico ubicado en la colonia San Cristóbal centro, porque en varias ocasiones se llevó a su hija sin su autorización a lugares no aptos para menores y presiente que ella está involucrada en su desaparición.

Aunque las autoridades siguen la búsqueda y ofrecieron una recompensa para su localización, ya son de más de 9 años de sufrimiento para la familia que no pierde la esperanza de encontrarla.

El segundo caso que mantiene destrozada a una familia es el de Arisbeth Sánchez Izalde, quien fue levantada por un hombre cuando se dirigía a la tienda acompañada de su hermano, en el entronque de la calle Álvaro Obregón y Miguel Hidalgo, en el poblado de Santa María Chiconautla.

Fue el 23 de febrero del 2013,  cuando Arisbeth, de tan solo 15 años de edad,  solo se dirigió a comprar golosinas a unos metros de su domicilio, cuando un hombre gordo, a bordo de una camioneta, les preguntó por la ubicación de un centro de salud.

El tipo sacó un arma y obligó a la menor y a su hermano de diez años a subir a una camioneta tipo Windstar, color verde.

Varias horas después el niño fue abandonado en avenida Ojo de Agua, del municipio de Tecámac, y fue él quien dio a conocer los hechos al ser encontrado.

Autoridades comenzaron a investigar acompañados del padre de la menor, pero no obtuvieron pruebas favorables para encontrarla.

Ya han transcurrido 6 años desde su desaparición, en la que sus padres han sufrido un martirio, ante la indolencia de las autoridades, que  a pesar de que ofrecería una recompensa  a quien proporciona daros para localizarla, no ha encontrado pistas de su paradero.

Por otra parte, otro misterio hay en la desaparición de América, la enfermera que desapareció hace más de tres años cuando se dirigía al hospital General José María Rodríguez, ubicado en la colonia Valle de Anáhuac.

Familiares dieron a conocer que  América Gabriela Carrasco Gómez salió el 14 de marzo de 2016, a bordo de su camioneta tipo Journey, color gris oxford, con placas de circulación MEG-68-69, del Estado de México, de su domicilio en los Héroes Tecámac, a realizar una guardia al hospital en mención líneas arriba, donde laboraba como enfermera desde hace 9 años.

Sin embargo, al día siguiente, familiares fueron informados que América, madre de cuatro  hijos, no se había presentado a trabajar.

De ahí surgió la preocupación de su familia, quienes comenzaron la búsqueda por varios días, sin tener éxito.

Amigos y familiares no tenían noticias del paradero de América, por lo que después de realizar la denuncia, tampoco recibieron mucho apoyo de las autoridades que solo le dieron largas al asunto para realizar la investigación.

Han transcurrido más de tres años de su desaparición, en los que han visitado, hospitales y Semefos, sin tener rastro de ellas y por falta de pistas para localizarla las autoridades han olvidado el caso de  la desaparición de América, cuya familia solo quiere encontrarla.

Mientras, el 20 de agosto de 2016, Nancy Ríos García, madre de tres menores, extrañamente desapareció, se presume después de salir de su casa ubicada en la calle Orquídea, en la colonia Vista Hermosa.

A dos meses de cumplirse tres años de su búsqueda, se sospecha que su esposo, Israel Jácome Pérez, es el responsable de su desaparición, derivado a que  extrañamente está prófugo después de que se confirmó que mintió en su declaración, al argumentar que Nancy había salido a comprar productos para su estética, a la Ciudad de México.

Hace algunos días se informó que las autoridades ya ofrecen una recompensa de 300 mil pesos, esto para quien dé informes sobre el paradero de la joven madre y estilista que tenía pocos meses de haber instalado su salón de belleza.

Nancy se desvívia por sus hijos, que ahora están bajo el cuidado de los abuelos paternos, mismos que protegen a su hijos; Israel, para que no sea capturado por las autoridades que lo buscan por ser el principal sospechoso de la desaparición de la estilista sigue prófugo.

Estos son solo cuatro casos de mujeres que desaparecieron en Ecatepec que han quedado sin resolver ante la omisión de autoridades de reabrir investigaciones para poder encontrarlas, ya sea vivas o muertas, por el calvario que viven sus familiares al no saber nada de sus seres queridos.

FacebookTwitterWhatsAppShare
Si quieres recibir gratis las noticias del estado de México en tu celular, solo tienes que mandarnos un mensaje de whatssapp con el nombre de tu municipio a nuestro telefono (55) 4404-1699