Jovencita secuestrada hace una semana logra escapar de casa de seguridad en Ecatepec

| Viernes, diciembre 9, 2016
La menor logró forzar la puerta de la casa para huir.

La menor logró forzar la puerta de la casa para huir.

ECATEPEC, Méx.- 9 DE DICIEMBRE DE 2016.- Una menor de edad que fue privada de su libertad y encerrada en una casa de seguridad en Jardines de Morelos, logró escapar de sus captores.

El instinto de sobrevivencia y las ganas de volver a ver a su familia llevaron a una joven de 16 años de edad a aprovechar una distracción de sus captores para escapar y dar aviso a las autoridades.

Alrededor de las 23:00 horas de este jueves ocurrieron los hechos en el interior de una casa de seguridad que utilizaban sus secuestradores ubicada en la calle Girasoles, esquina con Azucena, en el número 44 de la Sección Flores.

Una semana llevaba secuestrada y encerrada en un pequeño cuarto donde se encontraba atada de pies y manos con un lazo, sólo le daban de comer y la llevaban al baño.

Durante la noche los sujetos encargados de cuidarla salieron del lugar, quedándose solo uno, quien subió a la azotea para drogarse.

La distracción fue aprovechada por la niña que forzó los lazos y logró desatarse buscando una salida para huir.

Para su fortuna ninguna cerradura se encontraba con llave, por lo que pudo salir corriendo y buscar ayuda.

Al llegar a la avenida Nicolás Bravo encontró a un vecino a quien le pidió que diera parte a la policía para detener a los responsables, por lo que unidades de la Base de Operaciones Mixta de Las Américas llegaron al lugar que ya se encontraba asegurado, personal militar forzó la entrada logrando ingresar al domicilió, asegurando a dos personas quienes responden al nombre de Francisco “N”, de 32 años, y Gabriela “N” de 31, acusados de su participación en el secuestro.

Además en el interior de la casa fueron encontrados un rifle calibre 20 mm, cinco cartuchos útiles, cinco teléfonos celulares de distintas marcas, cinco pasamontañas negros, varios pares de guantes, y dos mochilas.

El inmueble fue asegurado quedando a resguardo de la policía municipal, agentes anti secuestros tomaron conocimiento de los hechos iniciando las primeras averiguaciones para dar con el resto de la banda de secuestradores.

Mencionaron que el lugar fue modificado con la máxima seguridad para evitar que sus víctimas lograran escapar, ventanas y cerraduras fueron reforzadas, así como algunas láminas fueron colocadas sobre la barda perimetral y la puerta principal.

La identidad de la menor fue reservada, así como los demás datos, a fin de no entorpecer las investigaciones de la procuraduría y resguardar la integridad de la menor.