VIACRUCIS: Dos familias viven destrozadas por desapariciones de jovencitas en Ecatepec

POR: / 1 de agosto de 2019

FacebookTwitterWhatsAppShare

ECATEPEC, Méx.- Dos familias destrozadas atraviesan un calvario lleno de dolor desde hace varios años tras las  misteriosas desapariciones de sus hijas, ambas menores de edad, y cuyas autoridades no han encontrado pistas de su paradero, hechos que sucedieron en diferentes colonias del municipio.

La primera de ellas fue Selena Giselle Delgado Hernández, quien tenía solo 14 años de edad y desapareció hace más de 9 años en el poblado de Santa María Tulpetlac.

Fue el 29 de abril del año 2010 cuando comenzó la pesadilla para la familia de Selena Giselle, quien extrañamente desapareció cuando se dirigía a tomar sus clases a la secundaria ubicada unas calles de su domicilio.

La menor, quien vestía su uniforme deportivo, había salido de su casa rumbo al plantel «Luis Donaldo Colosio», sin embargo, nunca llegó a clases.

Fue horas después cuando vieron que Selena no regresaba a su casa, por lo que su madre decidió ir a buscarla, pero no la encontró.

Comenzó la desesperación al preguntar a compañeros y familiares, quienes informaron que no sabían el paradero de la estudiante.

La familia de Selena tenía la esperanza que al transcurrir la noche apareciera, pero al amanecer la madre, que continuó buscándola, se dirigió a realizar su denuncia.

Por lo que se emprendió la difusión de la desaparición y comenzaron a pegar la ficha en calles de toda esa colonia y también se efectuó la campaña en redes sociales, sin tener éxito.

Ya han transcurrido 9 largos años de sufrimiento para su  familia al no saber nada de Selena, esto aunque su madre no descartó que una dentista del Centro Odontológico de San Cristóbal centro estuviera involucrada en la desaparición de la colegiala.

Esto porque la odontologa comenzó a atender a Giselle un mes antes, quien la comenzó a invitar a salir y la llevaba a lugares no aptos para menores.

Con estos datos y una recompensa que ofrecieron las autoridades a quien proporcionará datos para su localización, no hay pistas sobre su paradero.

Por otro lado, un caso que ha causado conmoción en la ciudadanía es el de la niña Arisbeth Sánchez Izalde, quien acababa de cumplir 15 años cuando desapareció en Santa María Chiconautla.

Arisbeth salió acompañados de su menor  hermano  a la tienda a comprar golosinas el 23 de febrero del año 2013.

Fue cuando un sujeto que viajaba en una camioneta color verde Windstar, se acercó a ellos en el entronque de calle Álvaro Obregón y Miguel Hidalgo, para preguntar una dirección de un centro de salud.

El tipo, al percatarse que nadie los observaba, sacó una pistola y amenazó a los dos menores para subirlos a la camioneta, esto a tan solo unos metros de su hogar.

Sus padres salieron a buscar a los niños al pasar el tiempo y no regresaban, pero no lograron encontrarlos y la angustia aumentó.

Continuaban la búsqueda cuando fueron notificados que el niño había sido abandonado en avenida Ojo de Agua, del municipio de Tecámac.

Y fue el propio pequeño quien narró a sus padres  los hechos quien también dio a conocer que el hombre de complexión robusta se había llevado a su hermana Arisbeth.

El padre, junto con autoridades, comenzaron la búsqueda para encontrar a su hija y al tipo que la había privado de la libertad, sin lograr encontrarla.

Han sido ya 6 años de martirio y sufrimiento para sus padres, quienes no han parado de buscarla ante la indolencia de las autoridades que no han logrado localizarla a pesar de que se ofrece una recompensa.

Desde estas desapariciones, las familias que se han enfrentado a la indolencia de autoridades quienes no han realizado investigaciones serías y responsables para hallar a quienes se llevaron a sus niñas, se encuentran destrozadas y continuarán su lucha  hasta localizarlas.

FacebookTwitterWhatsAppShare
Si quieres recibir gratis las noticias del estado de México en tu celular, solo tienes que mandarnos un mensaje de whatssapp con el nombre de tu municipio a nuestro telefono (55) 4404-1699