»VIDEO: Madre e hija vivieron la peor pesadilla en Ecatepec; hoy por fin descansan en paz

POR: / 10 de febrero de 2019

FacebookTwitterWhatsAppShare

ECATEPEC, Méx.-10 DE FEBRERO DE 2019.- «Nos dejan un gran vacío y un gran dolor, nunca las vamos a olvidar», son las palabras de despedida que dijeron familiares, antes de sepultar  a María Guadalupe y su hija Carmelita, víctimas de  la pareja de «Monstruos de Ecatepec».

María Guadalupe Castillo Ramírez de 27 años de edad y su hija María del Carmen Pérez de 7, fueron reportadas como desaparecidas desde el 20 de febrero del 2017, después de que no regresaron a su hogar ubicado en la calle Playas de Roqueta,  tras salir  con una mujer que resultó ser Patricia «N», la esposa de Juan Carlos «N», el conocido «Monstruo de Ecatepec».

Cuando la madre e hija eran buscados por los familiares, las autoridades hicieron caso omiso para realizar la investigación que quedó en el olvido.

Fue el 4 de octubre que, al  saber  que la pareja de asesinos seriales fueron detenidos y  que habían encontrado  restos humanos  de varias mujeres que habían privado de la libertad y de la vida, la familia también pidió hacerse las pruebas de genética.

Lamentablemente, tiempo después fueron notificados que los resultados habían dado positivo y  la noticia destrozó a la familia, que tenían la esperanza de encontrarlas con vida y  no podían creer que sus seres queridos habían sido víctimas de los feminicidas seriales.

Ayer, personal de la Fiscalía entregó los restos  de María Guadalupe y Carmelita a la familia, quienes con el dolor en el corazón, efectuaron los velatorios correspondientes en el domicilio de una de las hermanas, donde estuvo presente el que fuera esposo y padre de la menor.

Una misa de cuerpo presente para pedir por el eterno descanso de la joven madre y su hija, llenó de tristeza y nostalgia a los presentes que se dieron cita para ofrecer el pésame a familiares

Entre canciones,  oraciones y aplausos los familiares rodearon los féretros para despedirse de María Guadalupe y María del Carmen, a quienes los hermanos dijeron «te fuiste, regresaste a tu casa, pero ahora, nos dejan un gran vacío y  te vamos a extrañar, ya estás con nuestros padres, Dios te bendiga».

Entre cantos de alabanzas,  los féretros con los cuerpos de  la joven madre y su hija fueron sacados del hogar con  rumbo al Panteón Municipal de San Efrén, ubicado en San Cristóbal lugar donde están sepultadas los padres de María y donde vecinos, amigos y toda la familia les dieron el último adiós.

FacebookTwitterWhatsAppShare
Si quieres recibir gratis las noticias del estado de México en tu celular, solo tienes que mandarnos un mensaje de whatssapp con el nombre de tu municipio a nuestro telefono (55) 4404-1699