Anuncio no disponible

LA COLUMNA ROTA: Zulema, una historia de 21 años de maltrato que terminaron en feminicidio

abril 12, 2017

FacebookTwitterWhatsAppShare

Anuncio no disponible

Zulema; un feminicidio; no es una historia de amor

“Esas ganas de cerrar los ojos y que todo sea como antes”

LA COLUMNA ROTA/ FRIDAGUERRERA

Zulema Guadalupe Piña Medrano tenía 24 años cuando decidió unir su vida a la de Edgar Sergio Galaviz Montes; en Castaños, Coahuila; ella ya tenía una niña;  en ese tiempo Cecilia Paola  iba a cumplir 3 años, Zulema estaba feliz le iba a dar una familia a Pao y formaría su hogar con Sergio a quién conoció cuando este trabajaba con el padre de Zulema, quien era trailero, las constantes visitas a su padre la hicieron enamorarse de él, de ese hombre a quién veía como el que la amaría por siempre, el hombre con quien deseaba pasar el resto de sus días; Sergio dio su apellido a Paola y de su matrimonio nacieron Sergio, Carolina, Alejandro, y Bryan todo parecía indicar que las cosas serían como Zulema las había soñado.

Zulema siempre fue muy bonita, delgada, de tez blanca, cabello rubio, con facciones de muñeca, que lamentable Sergio uso para celarla cada instante de su vida.

Zulema además de bonita, era muy alegra, siempre estaba riendo, tenía muchas amigas, “como mamá aguantó muchas cosas para que nosotros estuviéramos bien; sufrió mucho en su vida; era muy buena madre”. Dice Cecilia Paola, la hija mayor.

Zulema fue violentada verbalmente siempre; Paola recuerda que escuchaba como Sergio la maltrataba, la humillaba, le decía groserías, era muy celoso; Sergio no dejaba que saliera absolutamente para nada. Pao trae a la memoria cuando estaba en la escuela y mandaban llamar a los papás a junta o algún evento, Zulema no tenía permiso de salir, “Jamás fue a la escuela de ninguno de nosotros”.

Cuando vivía con Sergio, Zulema, vestía playeras, pantalones y shorts mucho más grandes que su talla; no se peinaba, ni maquillaba; cuando estaba embarazada no podía acudir a citas mensuales de control, eso llenaba de celos a Sergio.

Él la acusaba todo el tiempo de serle infiel, la acusaba de tener muchos hombres, situación que Zulema negaba porque jamás ocurrió, ella se dedicaba a sus hijos, su casa, nunca trabajó porque Sergio no lo permitía.

Cansada de los celos, violencia verbal y emocional que vivía, Zulema decide dejar a Sergio en diciembre de 2015,  inició los trámites de divorcio y aunque él se negaba a dárselo, finalmente se divorció; en noviembre de 2016 Sergio se enteró de que ya están divorciados, cegado acude a la casa de Paola, su mamá y Bryan, su hermano menor de 12 años, vivían ahora con ella y su familia, Sergio llegó con pistola en  mano e intentó llevársela, haciéndole saber que si no estaba con él, prefería verla muerta, en esa ocasión Paola y Bryan evitaron que se la llevará, sin embargo, la golpeó, Zulema acude a las autoridades a denunciarlo, Sergio es detenido y en ese momento se le gira orden de restricción, de hecho le iban a poner una pulsera de seguridad, Sergio aseguró que no volvería a acercarse, las autoridades “creyeron” en él.

Paola no entiende cómo es qué su mamá se confió, sabía lo agresivo que era, sin embargo, Zulema no trabajaba y necesitaba la pensión que por ley le debía ser otorgada aun había dos menores que sacar adelante, es la única explicación que Pao tiene para que ese día Sergio se acercará.

“El 21 de marzo; se llevó a mami”.

El 21 de marzo de 2017, Paola vio a su mamá por la mañana se estaba bañando, cuando Pao salió a casa de su suegra, Zulema, se quedó sola; tiempo después Alejandro. Uno de los hijos menores de la pareja quien está en las Fuerzas Básicas de futbol del Pachuca, recibió una llamada que le heló la sangre, su padre le estaba diciendo que tenía a su mamá, que se despidiera de ella porque la iba a matar.

El menor rápidamente se comunicó con sus hermanos y hermanas para hacerles saber sobre la llamada, Paola, trató de tranquilizarlo, diciéndole que seguro estaba en su casa; Alex, le aseguró que no, él tenía a “mami”, expresa Paola a FridaGuerrera.

Sergio, el segundo hijo de la ex pareja, llamó a su padre vía telefónica, pidiéndole qué le dijera dónde estaba su mamá; su papá le hizo saber que estaba con él, en la línea de transportes, (La empresa transportista TVN), dentro del tráiler del cual era chofer la ex pareja de Zulema, rápidamente se dirigió al lugar con la esperanza de poder rescatar a su madre de las garras de su padre.

Zulema al escuchar que era su hijo, le pidió ayuda, porque la iba a matar; cuando Sergio intentó romper el vidrio de la ventana, escucharon los balazos…Y fue que la asesinó, a quemarropa, sin piedad alguna; cobardemente; su padre huyó del lugar, también se hirió con la intención de suicidarse, para su desconsuelo no fue así.

Paola, con la voz lacrimosa, nos relata cada uno de estos eventos, y precisa que, al ver en la audiencia de lectura de cargos a Sergio, jamás vio en él un asomo de arrepentimiento, al contrario “parece que lo goza, ahora está seguro dónde está mami, sabe que está en el panteón, que jamás se volverá a preocupar por saber dónde está, está feliz porque mami, ya nunca podrá rehacer su vida”.

Sergio fue atendido por la herida que se provocó y después trasladado como medida cautelar al Centro de Rehabilitación Social (CERESO) de Saltillo, Coahuila; ahí esperará 3 meses para que se descarguen las pruebas y se lleve a cabo el proceso; Paola espera que las autoridades sí hagan justicia está vez; unas autoridades que, a pesar de estar enterados del nivel de violencia de Sergio, de las denuncias interpuestas por Zulema, no hicieron nada para evitar que la asesinará.

Los días de su cumpleaños Zulema disfrutaba cenar con sus hijos, cortar un pastel, y disfrutar a su pequeño nieto de 3 años, a quien ya no volverá a contemplar; Zulema,  nació el 7 de abril de 1971, el próximo viernes cumpliría 46 años, ya no será posible, este 7 de abril para los hijos de Zulema, será muy difícil, ya no estará ella para con su alegría, a pesar de su sufrimiento, festejar un año donde todo indicaba que ahora sería en libertad; una libertad que recién conocía y que sencillamente por la falta de acción de las autoridades, por la simpleza con que se arranca una flor la vida le fue arrebatada.

Hoy Paola, no sabe qué sigue, la chica de 24 años de edad, casada, con un pequeño de 3 años, se ha convertido en la madre de sus hermanos de 12 y 14 años; llena de dolor nos hace saber la angustia que le genera todo lo que ha pasado; “No sé qué sigue”, No sé si lo haré bien”; ni siquiera ha querido preguntar a sus hermanos menores cómo se sienten, no quiere que sufran más; aun con el desconsuelo está decidida a sacar adelante a su familia, a sus hermanos, a ella misma, ahora con el dolor de saberse sola; de saber que mami, como cariñosamente la llamaba no está ahí para apoyarla.

Abril 2017; Castaños, Coahuila.

Quieres contar una historia de feminicidio, desaparición, o intento de feminicidio búscame, ayúdame a visualizarlas.

@FridaGuerrera

 

(Visited 1 times, 1 visits today)
FacebookTwitterWhatsAppShare
Si quieres recibir gratis las noticias del estado de México en tu celular, solo tienes que mandarnos un mensaje de whatssapp con el nombre de tu municipio a nuestro telefono (55) 44041699
Anuncio no disponible
Notas relacionadas